NACIONALES | CAME | reforma laboral |

La CAME apoya la reforma laboral y pide que el RIGI incluya a las pymes

CAME insta al Senado a avanzar con el proyecto de ley Bases para modernizar las relaciones laborales en beneficio del sector pyme y la economía argentina.

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) se pronunció este viernes sobre el estancamiento del proyecto de ley Bases y el paquete fiscal en el Senado. Tras la media sanción obtenida el 30 de abril en la Cámara de Diputados, las propuestas han encontrado resistencia en la Cámara Alta, con una distribución de fuerzas menos favorable al gobierno y críticas específicas al blanqueo, el Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones (RIGI) y la reforma laboral. Las comisiones del Senado no lograron emitir dictamen esta semana, postergando la discusión para la próxima.

En un comunicado de prensa, CAME abordó tanto la modernización de las relaciones laborales como el RIGI. El presidente de la entidad, Alfredo González, consideró positivo que el proyecto contemple la modernización laboral. “Es un gran acierto la derogación de leyes y artículos responsables de la litigiosidad laboral. Esto generará un alivio para el sector pyme, ya que evitará el cierre de empresas ante reclamos exorbitantes”, afirmó.

Ricardo Diab, secretario general de CAME, subrayó la importancia de facilitar la contratación de empleados sin convertirla en un riesgo para las empresas. “Contratar empleados es clave para el crecimiento. Sin embargo, debe ser un estímulo y no un riesgo, como ocurre actualmente por la falta de equilibrio judicial”, agregó.

Respecto al RIGI, CAME expresó su apoyo, destacando su potencial para atraer inversiones significativas al país. Diab enfatizó que estas inversiones deben traducirse en crecimiento económico sostenido y beneficios para la sociedad en su conjunto. Sin embargo, también advirtió sobre el costo de los incentivos fiscales y la necesidad de que el beneficio social supere dicho costo.

González concluyó que es crucial integrar a las pequeñas y medianas empresas, las economías regionales y locales al régimen de incentivos. “Es necesario otorgar incentivos para motorizar inversiones, pero también es indispensable que se beneficie a toda la sociedad”, señaló.

CAME insta al Senado a avanzar con el proyecto, ajustando los puntos críticos para asegurar un sistema productivo más robusto y equitativo, que permita el desarrollo económico y la generación de empleo genuino en Argentina.

Dejá tu comentario