SALUD | Cepa Andina | CEPA | Variante

Cómo es la cepa andina, la contraída por Alberto Fernández

Pablo Tsukayama, doctor en Microbiología Molecular en Perú, pasó por el aire de LV12 Radio Independencia para explicar qué se sabe hasta ahora de la variante.

En los últimos días, investigadores de Perú identificaron una nueva variante de coronavirus SARS-CoV-2, con amplia presencia en ese país y que ya está circulando por otros de la región. Su nombre técnico es C.37, pero se la llama “cepa andina” y ya fue detectada en Argentina, Ecuador, Chile, Estados Unidos y Brasil. Se conoce, que el presidente Alberto Fernández contrajo esta variante.

Por tal motivo, Pablo Tsukayama, doctor en Microbiología Molecular en Perú, pasó por el aire de LV12 Radio Independencia y contó: "Conocemos que existe, que está en crecimiento en Perú, Chile y me enteré hace poco que también en Argentina. Propiedades biológicas adicionales, por el cual son más transmisible o si es más mortal o si evade la vacuna, esa respuesta aún no la tendremos por varias semanas más".

Respecto a la investigación, comentó que deben realizar estudios adicionales en colaboración con epidemiólogos, clínicos justamente para ponerle números, si es más transmisible o si es más mortal. "Corresponde también esperar el resultado de otros países a ver cuánto va creciendo en las próximas semanas o si va apareciendo en otros lugares".

Los primeros casos se empezaron a ver en Perú a fines de diciembre y los primeros casos en Chile empiezan a al rededor del 20 de enero. Si bien aparece primero en Perú con con tan pocos casos y luego en Chile, es imposible detectar si donde inició.

"El virus muta constantemente, cambia y se estima que genera una nueva mutación cada dos o tres semanas. A partir de una nueva variante siempre se van a seguir originando nuevos descendientes", reconoció.

"El crecimiento explosivo es algo ya comprobado entre las cepas británicas y manaos. Es cuestión de esperar y ver si se replica en la región la cepa andina".

La posibilidad de que las vacunas pierdan eficacia frente a nuevas variantes es algo real, sin embargo es poco probable que haya una perdida completa del 100% de eficacia, lo más probable es que se verán disminuciones parciales en la eficacia que probablemente va a seguir protegiendo a la población pero periódicamente. Justo porque el virus sigue cambiando en el tiempo, es posible que periódicamente se siga perdiendo la eficacia y esto va a requerir en el 2021 o en el 2022, que necesitemos una dosis de refuerzo de la vacuna.

Dejá tu comentario