POLICIALES | Condena | delincuentes | robo

Un peligroso delincuente recibió una condena de siete años y medio

Con 23 años enfrentaba dos causas por robo agravado por el uso de armas de fuego y otras por violencia contra su ex pareja.

A través de un acuerdo de juicio abreviado celebrado entre el Ministerio Público Fiscal y el imputado Gabriel Eduardo Palomino (23), este último resultó condenado a una pena de siete años y seis meses de prisión de cumplimiento efectivo.

El joven delincuente estaba acusado de un violento robo cometido en marzo de este año, en la ciudad de Concepción, en contra de una menor de edad que, estando dentro del auto de su padre, fue abordada por el acusado que con un arma de fuego la amenazó y le quitó el celular. Y por otro hecho ocurrido en mayo, también de 2022, en ruta provincial 329, cuando a bordo de un automóvil (y en complicidad con otros sujetos) le cruzaron el vehículo a una mujer que iba en su moto, bajándose Palomino con una pistola con la que le apuntó y le sustrajo dicho rodado. El violento episodio incluyó además, disparos con el arma hacia la víctima y a otra mujer que había intentado auxiliarla.

Por este último hecho, el malviviente se encontraba cumpliendo una prisión preventiva. Asimismo, enfrenta causas por privación ilegítima de la libertad y amenazas coactivas en contra de su ex pareja.

Acumulación de causas y condena

En la audiencia donde quedó aprobado el juicio abreviado firmado entre las partes, el auxiliar de fiscal Mariano Renolfi, en representación de la Unidad Especializada en Delitos Flagrantes, que dirige Héctor Fabián Assad, presentó la mencionada propuesta y solicitó la acumulación de todos los legajos. Luego describió los hechos y las evidencias reunidas por la fiscalía. Por último, indicó la pena pactada entre las partes, que implicó el reconocimiento de culpabilidad de Palomino. El juez interviniente dejó homologado el procedimiento abreviado y ordenó el traslado del condenado al penal Nº III.

Antecedentes

El 7 de marzo de este año, en la intersección de las calles Los Patos y Haimes de la ciudad de Concepción, un hombre había detenido su camioneta y se encontraba realizando una compras en un negocio. Su hija menor de edad había quedado dentro del vehículo, cuando de pronto apareció el imputado Palomino, quien iba de acompañante de otro individuo en una motocicleta. El acusado se bajó de la misma y por la ventanilla abordó a la niña amenazándola con un arma de fabricación casera, denominada “chupete”, para sustraerle un teléfono celular.

Otro de los violentos hechos ocurrió el 18 de mayo. Una mujer circulaba por Ruta 329 de este a oeste con su motocicleta cuando en un momento advirtió que la venían siguiendo en un automóvil. En esa circunstancia, la víctima quiso detener su marcha para girar hacia la localidad de La Esperanza, instante en que le cruzaron el auto, bajándose Palomino del mismo con un arma en sus manos, logrando apoderarse del rodado y un celular. La secuencia siguió cuando otra mujer quiso asistir a la víctima, circunstancias en que el malviviente intentó apoderarse también del vehículo en que esta última se desplazaba. Realizó disparos contra las víctimas para luego darse a la fuga.

Dejá tu comentario