ECONOMIA | consumo | octubre | año

El consumo en grandes cadenas y autoservicios cayó un 4,5 %

La medición realizada por la consultora Scentia implica la segunda caída consecutiva en el año, luego de que el mes pasado, el consumo cayera 0,8 por ciento.

“No hubo sorpresas y lo que se suponía, sucedió. El resultado del mes fue negativo en -4,5 por ciento y la situación entre canales fue bastante diferente”. Así presentó su informe la consultora Scentia, dirigida por Osvaldo del Río, en la que se puede observar que en el mes de octubre las ventas de productos de consumo masivo en grandes cadenas y supermercados cayeron nuevamente en la comparación interanual, luego de que en septiembre se produjese la primera baja del año, puntualmente de 0,8 por ciento.

image.png

La medición, realizada sobre 294 categorías de Consumo Masivo en 2.800 locales de grandes cadenas de supermercados y 800 autoservicios de todas las regiones del país, cobra relevancia justamente porque Scentia incluye en la misma a estas grandes cadenas de supermercados, responsables del 37 por ciento del consumo masivo, a diferencia de otras consultoras que limitan su medición a los comercios de cercanía.

En estos últimos, las ventas vienen cayendo ininterrumpidamente desde marzo de este año y de acuerdo a Scentia, se contrajeron 9,8 por ciento frente a octubre de 2021, debido a “la diferencia de precios entre canales, producto de la desigual velocidad inflacionaria, las bases de comparación, o una capacidad de compra cada vez más afectada, por citar algunos motivos”, especificaron, al tiempo que apuntaron que las ventas en grandes cadenas continuaron en octubre siendo positivas en 1,7 por ciento, aunque desacelerándose.

Si bien se desprende del informe que el consumo cayó ininterrumpidamente desde 2015, es decir tanto en el anterior gobierno de Cambiemos como en el actual del Frente de Todos, en todos los meses del actual 2022 se computa aún un acumulado positivo del 2,4 por ciento, “aunque los próximos dos meses se van a comparar con bases más altas aun, por lo que el cierre de 2022 todavía no está definido”, agregaron desde Scentia

image.png

Sobre todo, si se tiene en cuenta que en 2021 no se habían efectuados ajustes al gasto público primario, pues en pesos corrientes de aquel año, el Estado gastó 11,54 millones frente a los 11,57 millones de 2020, es decir un ajuste de solo el 0,28 por ciento. Sin embargo, de acuerdo al informe de octubre del Instituto Interdisciplinario de Economía Política IIEP de la UBA, ya en agosto se observó un ajuste primario “fuertemente traccionado por la erosión real de las jubilaciones, pensiones y asignaciones familiares”, el cual continuó en septiembre con una reducción del gasto interanual del dos por ciento, de acuerdo al Mirador de Actualidad del Trabajo y la Economía, integrado por economistas de la Universidad Nacional de Rosario.

El informe de Scentia permite además observar otras cuestiones, como el hecho de que cayó el consumo de los rubros de alimentación (-2,9), desayuno y merienda (-3,7), perecederos (-2,7), limpieza (-11,2), higiene (-4,7); bebidas alcohólicas (-9,7), bebidas sin alcohol (-6.5) y solo subió impulsivos (4,8).

La caída no solo se debería al ajuste puesto en marcha por el Gobierno, sino también a la imposibilidad de frenar la inflación en los artículos de consumo masivo, pues según Scentia los mismos subieron un 87,6 por ciento interanual, en línea con el promedio del 88 por ciento que fijó el Indec para todos los rubros de la economía.

También, el informe permite observar que fue la región metropolitana (Amba), es decir Capital y Gran Buenas Aires, la que morigeró la pérdida de consumo, pues mientras que en el Interior cayó 6,6 por ciento, en Amba bajó en un 1,3 por ciento, siempre comparando cifras de octubre de 2021.

FUENTE: El Destape

Dejá tu comentario