INTERNACIONALES | covid | Piel | Personas

Aumentan los efectos secundarios del Covid sobre la piel

Erupciones, urticaria, y caída del cabello además de otras molestias en la piel pueden aparecer durante la infección por Covid o después de pasar el virus.

Crecen los casos de erupciones cutáneas y urticaria en los enfermos por Covid, ni siquiera los niños están exentos. Hasta una cuarta parte de las personas que contraen el virus sufren este tipo de efectos secundarios y los expertos recomiendan hablar con un dermatólogo en cuanto aparecen los primeros síntomas cutáneos, antes de que la situación empeore. Es la mejor manera de poder tratar de manera adecuada las molestias más frecuentes, entre las que figura el picor.

"El Covid también puede presentar manifestaciones cutáneas en entre el 5% y el 25% de los pacientes", explica Paolo Gisondi, profesor asociado de dermatología y venereología en la Universidad de Verona. "Teniendo en cuenta el continuo aumento de las infecciones, esperamos un incremento paralelo del número de personas con exantema (erupción similar a la varicela y el sarampión con pápulas y vesículas) o con lesiones parecidas a los sabañones o la urticaria", añade. Los problemas cutáneos relacionados con el Sars-CoV-2 pueden aparecer durante la fase aguda de la enfermedad, pueden persistir en el tiempo o aparecer después, una vez que la infección ya ha terminado.

LOS POSIBLES SÍNTOMAS

También es posible que se produzcan reacciones después de ponerse la vacuna contra el Covid, aunque generalmente son leves y de corta dirección, con un inicio que varía entre las primeras horas y las semanas siguientes, o como efecto secundario de medicamentos prescritos para tratar el Covid. "La visita al especialista puede ser decisiva para una correcta clasificación y un óptimo manejo médico, sobre todo en esa minoría de personas en las que los problemas persisten durante mucho tiempo y no se resuelven por sí solos", subraya Gisondi.

Según cuenta, "la erupción exantemática es la más frecuente, afectando sobre todo al tronco (y después al abdomen, los miembros superiores, las manos o los pies) y a los adultos". Igual que pasa con la urticaria aguda, puede aparecer con o sin fiebre y tanto al principio como al final de la enfermedad, "tras la remisión de los síntomas respiratorios o incluso un mes después". Afortunadamente, en la mayoría de casos, la situación se resuelve en unos diez días y la peor molestia a la que hay que hacer frente es el picor.

En otros casos los síntomas recuerdan a los sabañones que aparecen a causa del frío: endurecimiento de la piel de los dedos de los pies o las manos con un color azul púrpura, combinado con dolor, ardor o picor. Este síntoma, ahora que se han recogido casos similares en miles de personas de todo el mundo, puede decirse que es típico (aunque no exclusivo) de niños, adolescentes y adultos jóvenes, en su mayoría con Covid asintomático o con síntomas leves. Suele durar una media de dos semanas y, como el resto de manifestaciones del virus en la piel, requiere un tratamiento individual.

POSIBLES TRATAMIENTOS

Según Gisondi, aunque no hay una directriz oficial, "con la experiencia hemos aprendido qué fármacos son eficaces para aliviar las molestias y conseguir que la piel vuelva a la normalidad". Pero, ¿las personas con enfermedades de la piel (como urticaria, dermatitis o psoriasis) tienen más riesgo de empeorar su estado si contraen el Covid?

Este experto señala que sí que se ha producido un agravamiento de estas enfermedades en quienes padecen ciertas dermatitis inflamatorias, como psoriasis o eczemas, "pero se trata de casos esporádicos, no es una regla". "Por otra parte, es fundamental que los pacientes dermatológicos no suspendan por iniciativa propia el tratamiento farmacológico sistémico, por ejemplo con fármacos biológicos, porque se exponen al riesgo de que su enfermedad vuelva a brotar", recalca.

LA CAÍDA DEL CABELLO COMO EFECTO SECUNDARIO

Aunque la buena noticia es que, para la mayoría de personas, las consecuencias del Covid para la piel no son graves, la espera para volver a la "normalidad" puede ser larga, como en el caso de los cambios en las uñas y la caída del cabello. Que el pelo se vea afectado por situaciones de estrés para el organismo (incluidas las infecciones bacterianas y víricas) no es nada nuevo y las cifras parecen confirmarlo también en el caso del Covid. Y no sólo eso: la caída del cabello se encuentra entre las cinco manifestaciones más comunes asociadas al Covid largo, junto con la falta de aire, la astenia (estado de debilidad general), los dolores de cabeza y los trastornos cognitivos.

Las estadísticas internacionales informan de que la pérdida de cabello está presente en el 25% de los pacientes y es una de las consecuencias que pueden comenzar durante la infección y continuar durante semanas o meses, o bien producirse algún tiempo después de que la persona haya dado negativo.

MÁS HABITUAL EN LAS MUJERES

Con menor frecuencia, en los estudios del Covid también se ha descrito una pérdida de cabello más extensa, pero restringida a una o varias zonas, lo que se conoce como alopecia areata. "Esto ocurre porque se desencadena una respuesta autoinmune contra el cabello, es decir, el sistema inmunitario, estimulado por la presencia del virus, comienza a atacar el pelo, provocando su caída y, al mismo tiempo, impidiendo que vuelva a crecer", explica Gisondi. "La caída del cabello parece ser mucho más frecuente en mujeres, pero normalmente el trastorno se resuelve por sí solo y puede aliviarse con farmacología si es necesario", concluye.

FUENTE: El Mundo

Dejá tu comentario