GOB NOV 1140x100 CMC.gif
SALUD | covid | olfato |

Covid: "Perdí el olfato y nunca lo recuperé hasta el día de hoy"

Carla Romano es tucumana, tuvo covid y quedó con anosmia y fantosmia. ¿Qué son y cómo se vive con ellas?

Carla Romano, es tucumana y se contagió de covid-19 el año pasado. Uno de los síntomas más frecuentes y característicos de la enfermedad es la anosmia, perdida del olfato pero también, hubo y hay casos, donde apareció la fantosmia, una alucinación olfativa que te hace detectar olores que no están realmente presentes en tu entorno. Los olores que se detectan en la fantosmia varían de una persona a otra y pueden ser agradables o desagradables. Pueden ocurrir en una o ambas fosas nasales. El olor de fantosmia puede parecer estar siempre presente o puede ir y venir. En el caso de Carla estas consecuencias surgieron luego de haber atravesado la enfermedad. Contó a través del aire de LV12, como es vivir con ellas.

“En septiembre me contagie, perdí el olfato y nunca lo recupere hasta el día de hoy. En diciembre, empecé a sentir un mal olor en comidas que tienen condimentos. Hoy es el único olor que siento y no puedo comer nada. Como esto es nuevo todavía no hay un tratamiento”, explicó Carla.

Romano dijo que ella se dio cuenta de su malestar al comer una hamburguesa y sentir que la carne estaba en mal estado, algo que solo fue una impresión de ella.

“Fue difícil para mí porque no conocía a nadie que tenga estas secuelas, pensaba que era algo psicológico y, en realidad, es un olor fantasma. Busque a gente que le pasaba lo mismo, nadie sabía que era una secuela del covid porque algunos fueron asintomáticos”.

image.png
La pérdida del olfato es uno de los síntomas del covid.

La pérdida del olfato es uno de los síntomas del covid.

Carla trabaja con su mamá en una agencia de quiniela, ella prefiere pasar sus días ahí ya que le cuesta permanecer en su casa y no poder comer.

“Al principio me costó mucho porque estaba de muy mal humor al no poder comer nada, no saber que tenía y no encontrar un tratamiento. Pensé también en volverme vegetariana/vegana para poder sobrevivir porque no puedo comer carne”, manifestó.

Carla Romano fue a un especialista el cual le dijo que es una secuela del covid pero, en el caso de no haber tenido dicha enfermedad, podría haber sido un tumor en la cabeza porque es una enfermedad que ya existe.

No hay un tratamiento 100% eficaz, lo que le propusieron es que vaya probando distintos tratamientos, los cuales demandan mucho dinero. La paciente comentó que estuvo en contacto con gente que probó varios pero que, finalmente, no tuvieron resultados.

image.png

Hoy en día Carla se alimenta a base de lácteos, cereales y algunas verduras pero proyecta empezar un tratamiento nutricional.

Al finalizar Carla Romano comentó que creó un grupo en Facebook llamado “Lo que nos dejó el covid” para encontrar más gente que viva lo mismo y poder ayudarse ya que, estas consecuencias, afecta no solo la parte física sino también psicológica.

Temas

Dejá tu comentario