SALUD | covid | Dosis | virus

¿Qué dicen los especialistas ante la suba de casos de Covid?

Argentina tuvo un aumento del 200% en los contagios de Covid en el último mes. Buscan avanzar con la aplicación de la tercera dosis.

La temporada de enfermedades respiratorias empezó en Argentina. Con la llegada del invierno, los hábitos cambian y, en ese sentido, los cuidados y precauciones deben continuar ya que la pandemia no terminó. Una muestra de ello es el rebrote de Covid-19 que las autoridades sanitarias argentinas vienen observando en las cifras, semana a semana: en el último mes, según el Ministerio de Salud de la Nación, los contagios de coronavirus se duplicaron y en el promedio se registraron alrededor de 4.000 nuevos infectados por día.

La suba en el último mes fue del 200% promedio en todo el país. Al día de hoy, Argentina tuvo como saldo del coronavirus 9.135.308 contagiados, 128.776 fallecidos y 300 internados. Esto encendió las alarmas de los médicos, infectólogos y especialistas que acompañan al Gobierno desde hace dos años, en esta titánica tarea de hacerle frente a una de las crisis sanitarias más crudas de la historia mundial.

Nadie está exento, y en otros países el panorama es similar e incluso más dramático. La realidad es que entramos en un momento donde las enfermedades respiratorias están a la vuelta de la esquina, como sucede en cada invierno, con la gripe y la neumonía a la cabeza. A eso se suma el Covid-19, con la variante Ómicron, que tantos estragos causó entre diciembre 2021 y abril 2022. Ahora el problema son las subvariantes de esta cepa, las BA.1 y BA.2, que circulan en mayor proporción y están generando la suba de contagios.

Covid-19 en Argentina: ¿rebrote o cuarta ola?

Aunque suene a un dilema semántico, al oído del ciudadano desprevenido pueden ser muy diferentes. Lejos de esta discusión teórica, la certeza es que los casos vienen aumentando semana a semana. “Si hablamos de rebrote o de cuarta ola depende del volumen de contagios y la magnitud”, aclara el Dr. Luis Camera, médico e integrante del comité de asesores de la Presidencia contra el Covid-19.

“El mes más complicado será julio. Todo dependerá del uso de barbijos y el avance de la vacunación con la tercera dosis, eso puede cambiar la fuerza del brote y hacerlo más tenue”, explicó.

image.png

En ese sentido, Camera aclaró algo fundamental para entender dónde estamos hoy respecto al año anterior, con el avance de la vacunación masiva: el virus está entre nosotros y permanecerá por un tiempo. “Pretender no contagiarse o no reinfectarse en este contexto es algo utópico. Por eso si la persona está bien inmunizada, no va a terminar en terapia intensiva, esa es la ventaja, es baja la letalidad”, remarcó.

En ese sentido, el Dr. Eduardo López, infectólogo y Jefe del Departamento de Medicina del Hospital Infantil Ricardo Gutiérrez, destacó que “el virus va a seguir circulando ya que todavía estamos en pandemia”, por lo tanto “minimizar al Covid es un error, cuando tenemos de 500.000 a 600.000 casos diarios a nivel mundial, y Argentina tiene alrededor de 4.000 casos por día”, indicó.

López también hizo énfasis en la situación del sistema de Salud argentino, que atraviesa una etapa sin mayores complicaciones: “Está trabajando a pleno y no hay colapso en cuanto a internaciones”, dijo. No obstante, “lo que necesitamos es aumentar la cantidad de hisopados en todas las jurisdicciones para tener idea de cómo es la curva de la enfermedad”, agregó.

Vacunación: el desafío de avanzar con la tercera dosis contra el coronavirus

Los especialistas consultados concuerdan, entre otras cosas, con la importancia de aumentar el ritmo de aplicación de la tercera dosis en la población. Al día de hoy, según datos del Monitor Público de Vacunación de la Nación, se aplicaron 101.147.280 dosis. De ese total, 37.405.047 completaron el esquema primario básico de dos dosis; otros 19..953.595 personas tiene su tercera dosis o “refuerzo”; y unas 3.026.240 con cuarta dosis o adicional. “Al día de hoy, según el Ministerio de Salud, tenemos suficientes vacunas para seguir aplicando”, destacó el Dr. Eduardo López.

Para el Dr. Luis Camera justamente “el desafío es que todos tengan tres dosis porque en medio aparecieron variantes que evaden la vacuna. Ómicron tiene dos cosas malas y una buena: como algo negativo, por un lado es altamente contagioso y se lo compara en ese sentido con el sarampión. Además evade las vacunas, por lo tanto la cantidad de gente vacunada que se va a infectar y a reinfectar va a ser muy grande”, explicó a Ámbito el asesor del equipo Presidencial.

Lo positivo, destacó Camera, es que la enfermedad “no baja a los pulmones y no genera esas neumonías inflamatorias que han causado muchas muertes y genera efectos renales y neurológicos, ya que afecta la zona de garganta y nariz”, detalló.

Por su parte, López también insistió en avanzar en la aplicación de terceras dosis de la vacuna como algo clave en esta etapa de la pandemia: “Tanto la variante Ómicron como la subvariante BA.2 requieren una tercera dosis y lamentablemente hay aproximadamente un 47% de la población que aún no la recibió”, remarcó. En ese sentido, para el infectólogo “las jurisdicciones deberían aumentar el ritmo de la vacunación, dado que hay estudios que demuestran que con dos dosis la eficacia ante Ómicron y sus subvariantes rondan entre el 30 y 40 por ciento”, detalló.

La llegada del invierno y el aumento de las enfermedades respiratorias

El frío es uno de los catalizadores para las patologías que afectan las vías respiratorias. La gripe y la neumonía están en el liderato de esa lista y cada año miles de personas padecen sus efectos. El invierno es el momento clave: los espacios se cierran, las personas circulan menos en el exterior y los cuidados de los interiores son la clave para frenar los contagios del Covid-19, junto al resto de enfermedades respiratorias.

Es fundamental el uso de las “estrategias de prevención” en el día a día. Por ejemplo, mantener ventilados los ambientes con la “ventilación cruzada”. En este escenario se impone la limpieza regular de superficies, lugares de mayor tránsito y desde ya el barbijo, como herramientas esenciales para no ser portador del virus ni transmitirlo. “Occidente no puede hacer cuarentenas estrictas como en Shanghai. El uso del barbijo en personas mayores de 60 años y con comorbilidades hasta el comienzo de la primavera, como prevención general, es uno de los puntos clave”, consideró Camera.

image.png

“El virus está y es algo endémico. Lo que no se sabe es por cuánto tiempo quedará entre nosotros, eso se verá”, agregó el médico. En ese panorama, donde se cruzan coronavirus, gripe y neumonía, Luis Camera explicó: “Vamos a tener una crisis con la gripe. Tengo una visión ecológica en la que el coronavirus fue como un depredador y barrió a los otros virus. Ahora que bajó su frecuencia, los otros depredadores vuelven a ocupar terreno. Por eso hay más casos de gripe desde hace dos meses en comparación a un tiempo atrás, si comparamos con 2019, ya que 2020 y 2021 fueron pocos casos”, detalló.

Eduardo López apuntó contra la relajación social, es decir, bajar la guardia en los cuidados, lo que genera una dispersión más rápida del virus. “La gente ha considerado que la pandemia ya se fue y el autocuidado ha quedado minimizado. El barbijo no se usa con el ahínco con el que se debe usar, especialmente en lugares cerrados o mal ventilados, el transporte público, entre otros lugares”, manifestó. Aclaró que si bien Ómicron y sus subvariantes “tienen una letalidad menor, estadísticamente siempre hay algún paciente que requiera internación, es algo básicamente de las estadísticas”. Por eso insistió en aumentar la tarea de los equipos de salud de las jurisdicciones de todo el país, los que “no están hisopando como lo hacían antes, en términos de cantidad de testeos y a los grupos que se testea”.

Por otra parte el infectólogo del Hospital Gutiérrez hizo hincapié en la compatibilidad de la aplicación de vacunas contra la gripe y el Covid-19, en este momento del año, cuando empieza el invierno: “Hay que recordar que una persona puede vacunarse contra la gripe y contra el Covid en el mismo momento, no hay que esperar 30 días, puede hacerlo tanto el mismo día o esperar a hacerlo en otro momento, eso según la persona”, explicó.

Esta etapa de cambios en el clima, indicó López, es particular y potencia a toda la gama de virus respiratorios. “En condiciones de laboratorio, se vio que entre los 5 y 11 grados de temperatura el coronavirus tiene mayor viabilidad. Eso se traduce en mayores chances de contagiar, justo ahora que estamos yendo al invierno. Por su parte, el virus de la gripe también se mueve en condiciones de baja temperatura, por eso el frío aumenta las chances de suba de contagios”, concluyó.

FUENTE: ámbito

Temas

Dejá tu comentario