DEPORTES | Ecuador |

Conmoción por la muerte de un jugador de la Liga de Quito

Edison Realpe viajaba junto a su hermano Patricio cuando perdió el control de su vehículo, volcó y se estrelló contra un poste de luz.

El fútbol ecuatoriano está de luto. Este domingo, el automóvil en el que viajaban el futbolista Edison Realpe junto a su hermano se estrelló en una carretera al norte del país sudamericano y provocó la muerte de ambos.

Los jugadores Edison y Patricio Realpe perdieron la vida y otra persona resultó herida cuando el vehículo en el que se movilizaban volcó tras impactar contra un poste de luz, según versiones de testigos e imágenes que publicó la prensa local.

LDU Oficial on Twitter

Edison, de 23 años, militó en Liga de Quito las dos últimas temporadas y fue campeón del torneo nacional con los albos en 2018. Se desempeñaba como lateral derecho aunque en algunas ocasiones también lo hizo de marcador central.

“Siempre lo recordaremos por su alegría en el vestuario y su entrega en la cancha. Héroe en la final de 2018 y amigo de todos en la concentración”, publicó Liga de Quito en sus redes sociales.

El jugador además ganó con Liga la flamante Copa Ecuador, que en 2019 se disputó en paralelo al certamen profesional con la participación de cuadros de hasta tercera división.

El defensor actuó esporádicamente la primera parte del año, pero tras la llegada del internacional Antonio Valencia, ex Manchester United, dejó de aparecer incluso en el banco de suplentes. En la Copa Libertadores pasada, Realpe fue suspendido seis fechas luego de ser expulsado en el partido de vuelta de cuartos de final ante Olimpia de Paraguay.

LDU Oficial on Twitter

Antes de ser jugador albo, llegó al profesionalismo en filas de Guayaquil City en 2014 y se aprestaba a vincularse a El Nacional para la próxima temporada.

De Patricio Realpe, un volante de 16 años, solo se tiene la ficha de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) como registrado por el club de segunda división Rocafuerte Sporting Club desde mayo de 2019.

Temas

Dejá tu comentario