NACIONALES | Gustavo Sáenz | Sergio Massa | Milei

Salta: Gustavo Sáenz y su postura de acordar con Milei

Gustavo Sáenz, gobernador de Salta, deja de lado la neutralidad asumiendo su postura de apoyar la ley ómnibus.

La nueva postura del mandatario norteño, lejos de su pasado con Sergio Massa, ahora abraza el plan de LLA, conforme la posición de quien fuera parte del gabinete local, Flavia Royón, a cargo de Hidrocarburos de la Nación en el nuevo esquema presidido por Milei.

Aunque en recientes declaraciones a la prensa hegemónica, Sáenz, se esfuerza por asegurar una supuesta neutralidad en el escenario político del país, se entiende que su postura a favor de la Ley Ómnibus obedece a la necesidad de fortalecer réditos económicos lejos de las ataduras legales relacionadas con el Gasoducto norte, la explotación del litio y la disposición de hudrocarburos.

Actualmente por los recursos mineros, el Gobierno solo obtiene un 3% por parte de los privados autorizados para explotar desde oro hasta minerales raros, lo que a vistas claras es una suma irrisoria. No obstante, no es lo único que sucede en el ámbito de la Secretaria de Minería de la Provincia, ya que las habilitaciones territoriales para hacerse de las canteras auríferas, o los yacimientos de litio, se otorgan por acomodos con los contactos del propio gobierno local por sumas básicas que dejan en manos privadas miles de hectáreas de tierras fiscales. Así, en la especulación en torno de la minería está el negocio de poner «franquicias» sobre los permisos de explotación.

Sáenz, asegura los votos en el Congreso para que Milei avance a las facultades recibidas o delegadas, mientras los aliados económicos obtienen los permisos para incrementar las actividades extractivistas que en la actualidad acentúan los daños ambientales, resultado de la deforestación, y la sequía por el uso del agua dulce que se torna un bien escaso para el consumo humano en toda la provincia.

Sáenz apela al carisma mediático durante una entrevista con Alejandro Fantino y entre cantar y charlar, trató de disimular su temor por la continuidad de lla obra pública. “Hay cosas de la ley que están buenas, hay que acompañarla. Es un presidente que recién llega y hay que darle los instrumentos para que pueda gobernar”, dijo Sáenz, que fue uno de los primeros gobernadores del norte en acercarse a los funcionarios de Javier Milei.

“A mi me molestan las formas, no es a los gobernadores a quienes afecta sino a los salteños, a los tucumanos, catamarqueños y a los argentinos en definitivo. Yo no quiero plata, quiero que hagan obras. La ley tiene que salir y hay que darle las herramientas", Insistió.

Seguir leyendo: Pronostican que la inflación de enero mostrará cierta desaceleración

Dejá tu comentario