inflación | julio | precios

España registra la inflación más alta desde 1984

La inflación alcanzó en julio al 10,8 %, seis décimas por encima de la registrada el mes anterior y la más elevada desde septiembre de 1984

No hay freno para la inflación en España, el dato definitivo del mes de julio, publicado este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), confirma el adelantado y sitúa el IPC en el 10,8%, seis décimas por encima de la registrada en el mismo mes del año anterior, y el nivel más alto desde septiembre de 1984.

Alimentos, bebidas no alcohólicas, además de la energía impulsan esta escalada que ya se traslada al resto de productos y deja la inflación subyacente ( la que no cuenta alimentos frescos ni energía) en el 6,1%, la más alta desde enero de 1993.

El conjunto de alimentos cuesta sitúa su tasa de inflación en el 13,5%, seis décimas más que el mes pasado y el de la luz casi un 50%. En julio subió el precio de todos los alimentos situando la tasa de inflación de este conjunto de bienes de consumo en la tasa más alta desde que se tienen registros, con especial incidencia los lácteos como leche, quesos y los huevos que se encarecieron un 1,6%, el pan y los cereales subieron un 1,4%, así como el agua mineral, refrescos y zumos que costaron un 1,1% más.

Destaca también en julio el impacto de la subida de los precios de la vivienda, que escala cuatro puntos respecto al mes anterior, y ya se encuentra en el 23%.

Dan un respiro los precios de los transportes con una tasa del 16,2%, tres puntos inferior a la del mes anterior, causada por el descenso del precio los carburantes y lubricantes cuyo precio desciende una media del 8%, frente al fuerte aumento registrado en julio de 2021. Lo que ha permitido que la variación de la inflación general respecto al mes anterior caiga ligeramente un 0,3%.

En julio el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa interanual en el 10,7%, siete décimas por encima de los datos de junio. La variación mensual del IPCA mostró un descenso del 0,6%, según los datos del INE.

El denominado “impuesto a los ricos”, el Índice de Precios de Consumo (IPC) disparó en España su tasa interanual hasta el 10,8%, su nivel más alto desde septiembre de 1984 y seis décimas por encima de la registrada en junio, según los datos definitivos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El organismo confirma así el dato que avanzó a finales del mes pasado, aunque ha elevado una décima el aumento mensual adelantado.

Con el repunte de julio, la inflación encadena dos meses consecutivos por encima del 10%, después de que en junio se situara en el 10,2%, lo que quiere decir que los españoles han perdido 1 euro de cada 10 que ha ahorrado, o lo que es lo mismo, que son casi un 11% más pobres que hace un año.

Según el INE, la escalada del IPC interanual hasta el 10,8% en julio se debe, principalmente, a las subidas de los precios de las viviendas, hasta el 23% a causa de los precios de la electricidad, el vestido y calzado, con un variación anual del 5,0%, y a los alimentos y bebidas no alcohólicas, que sitúa su tasa en el 13,5%, la más alta desde el comienzo de la serie, en enero de 1994.

Por su parte, los precios de los transportes cayeron tres puntos en comparación con los datos de junio, hasta el 16,2%, por el descenso del precio los carburantes y lubricantes. La inflación subyacente (sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) aumentó en julio seis décimas, hasta el 6,1%, su valor más alto desde enero de 1993.

En el séptimo mes de 2022, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa interanual en el 10,7%, siete décimas por encima de los datos de junio.

FUENTE: https://mundour.com/

Dejá tu comentario