LOCALES |

La iglesia San Francisco fue clausurada por peligro de derrumbe

Defensa Civil de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán colocó fajas de clausura en el ingreso al templo. Parte del revoque que conforma la fachada cayó hacia la vereda en la madrugada del sábado.


Defensa Civil de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, decidió clausurar preventivamente la iglesia San Francisco. Con la decisión buscan evitar cualquier accidente, luego de que se desprendiera un pedazo de revoque de la fachada el sábado pasado.

El director de Defensa Civil municipal, Jorge Sepúlveda, había explicado antes de la clusura que no es la primera vez que se estudia el caso del templo. Seguidamente, señala cómo se sucedieron los hechos a partir de la caída de revoque.

Foto José Romero Silva.

"El tema de San Francisco ya fue revisado en varias oportunidades, y el sábado a la mañana nos llega una denuncia de que había una caída de revoque en lo que sería el patio de la iglesia, por lo que va la guardia de Defensa Civil, me informa lo que había sucedido y que había peligro de que siga cayendo", relató. 

Sepúlveda se hace presente en la iglesia, y en forma consensuada con el padre Fernando Lapierre, decide, ante el peligro latente, de que se clausure lo que es el atrio de la iglesia y la entrada al convento por 25 de Mayo, y autorizamos a que la entrada sea por calle San Martín. 

Posteriormente, el funcionario cuenta que por la tarde se procede a vallar toda la entrada.

Respecto a los trabajos que encarará la municipalidad a partir de ahora para prevenir cualquier accidente, mencionó que "por lo pronto observamos que había más revoque por caer, y teníamos que revisar la moldura porque vimos que hay muchas ramas y cuando hay ramas hay raíces. Ayer fue el arquitecto Leal de Defensa Civil y se ha determinado que las ramas están enraizadas y que están separando la estructura de la moldura. Ahora lo que habrá que hacer es remover ese revoque para que termine de caer y saquemos todo lo que esté en peligro de seguir desprendiéndose. Después nosotros no podemos hacer más nada porque se trata de un monumento histórico", aclaró. 

En cuanto a la posibilidad de que ceda la estructura, había respondió que "hasta hoy no se ha podido establecer de que haya peligro de colapso". De todas formas, adelantó que hoy irán expertos de Catastro para  determinar si es necesario la clausura del templo. Finalmente eso sucedió y los especialistas consideraron que lo mejor era la clusura en forma preventiva. 

"Hoy iremos con los ingenieros de Catastro y vamos a establecer si hay algún otro tipo de desprendimiento de revoque dentro de todo lo que es la iglesia. Obviamente que si no hay peligro no vamos a hacer absolutamente nada, pero si hay peligro vamos a clausurar la iglesia, pero hasta aquí no hemos observado que exista algún riesgo", había expresado más temprano el funcionario.

Por último, había manifestado que "no vamos a dejar nada librado al azar por lo menos de lo que nosotros podamos establecer", concluyó.  

Por su parte, el fray Lapierre explicó que está impedido de hacer obras de mejoramiento, para todo hay que pedir autorización, teniendo en cuenta que se trata de un monumento nacional. 

En Tucumán, el mantenimiento está a cargo de la Nación, la Provincia y la Municipalidad. 

Dejá tu comentario