SALUD | Legionella | Miguel Ferre Contreras | brote

Legionella: con un protocolo buscan rehabilitar el sanatorio

Miguel Ferré Contreras, secretario Ejecutivo Medico del Siprosa, explicó que un experto de la OPS trabaja sobre el lugar donde surgió el brote de Legionella.

"Ya llevamos ocho días desde el momento que cerró el sanatorio y ya no hay personas en contacto con el medio ambiente. En estos ocho días no se reportaron casos nuevos. Al haber podido actuar rápidamente, identificar el agente etiológico de este brote que era la Legionella y al saber que es una enfermedad que no se transmite de persona a persona sino que el contagio es a través del medio ambiente, al cerrar el sanatorio ya no va haber casos nuevos". El doctor Miguel Ferré Contreras, secretario Ejecutivo Médico del Siprosa, habló sobre el brote de Legionella y sobre el futuro del sanatorio donde se originó el brote de esta bacteria.

"Se siguen estudiando a todas las personas (pacientes, personal de salud o cuidadores) que estuvieron en agosto, ya que esta enfermedad puede tener hasta 14 días de vacunación. Por una cuestión de rigurosidad epidemiológica se ha dispuesto hacer la vigilancia por 16 días", explicó el doctor.

También mencionó que los pacientes que se contagiaron de Legionella han sido asistidos de acuerdo a su patologías de base. "Muchos pacientes que fueron trasladados (al Centro de Salud) estaban en la terapia intensiva del sanatorio. Hay un paciente que estaba cursando un cuadro severo de la enfermedad, que ha sido intubado y que ha progresado muy bien y eso es una noticia muy importante" ,informó.

image.png
El doctor Miguel Ferré Contreras, secretario Ejecutivo Médico del Siprosa, habló sobre el brote de Legionella.

El doctor Miguel Ferré Contreras, secretario Ejecutivo Médico del Siprosa, habló sobre el brote de Legionella.

¿Qué pasará con el sanatorio?

Ferré Contreras remarcó que se pudieron contactar con expertos de la Organización Panamericana de Salud (OPS) y que uno de ellos visitó la institución en dos oportunidades y participó del relevamiento y de la toma de nuestras, y es el que elabora un protocolo específico para la institución "para tratar de rehabilitarla".

"No hay que tomar a la ligera esta cuestión de plantear la demolición de una institución por varios factores. En principio porque también hay que pensar en las familias que viven de esa institución que tiene más de 10 empleados. También es un sanatorio que maneja una cápita importante de PAMI y hay que dirimir a donde van a ser asistidos esos pacientes", consideró.

El médico remarcó que desde el Ministerio tratan el tema con cautela y responsabilidad. "No descartamos ninguna de las probabilidades, pero si tenemos las posibilidades de realizar las maniobras correspondientes, por los profesionales que correspondas, tomar posteriormente las muestras y evidenciar que ya no hay riesgo para los pacientes y el personal de salud tenemos que intentarlo porque hay muchos tucumanos que dependen de ello", cerró Ferré Contreras.

Legionella en Tucumán: El foco está neutralizado (lv12.com.ar)

Dejá tu comentario