NACIONALES | maíz | país | NOA

"No vemos como una opción viable sacar el maíz del sistema"

Ezequiel Vedoya, Coordinador CREA región NOA, expuso en LV12 su postura sobre la enfermedad que genera gran preocupación en las áreas productivas del país.

El achaparramiento del maíz es una enfermedad que genera gran preocupación en las áreas productivas del país. Las pérdidas en la región del NOA para la campaña 2023/24 son significativas, en algunos casos ya llega al 100% y en general la perspectiva de daño se estima en más del 50%.

Embed - Ezequiel Vedoya

"Esta situación es realmente grave y si no lo trabajamos en conjunto y de manera regional, va a ser complicado. Nuestra mirada desde la visión técnica que estamos teniendo, el camino es mucho más complejo de lo que por ahí se está viendo y me parece que hay muchos productores que no ha tomado dimensión real de lo que está pasando y dónde estamos parados hoy", manifestó en LV12, Ezequiel Vedoya, Coordinador CREA región NOA.

¿Por qué se ha prolongado esta problemática?

Para Vedoya, "claramente el ambiente está cambiando, ya sea por clima o por factores cítricos dentro del ambiente regional. Por ahí faltan épocas de frío para que la plaga se corte. Además, ha crecido mucho la superficie de maíz dentro del país: en el Norte hace 20 o 30 años se hacía menos maíz que hoy, y gracias a Dios, fue mejorando desde la parte productiva".

Sin embargo, "con esta eficiencia, el sistema empieza a cortar y hay productores que están pensando en no hacer maíz la campaña que viene, lo cual sería gravísimo".

¿Qué pasa en la región?

"Hemos tenido años que en Santiago del Estero se presentó la plaga como un caso chico y focalizado, pero hoy es regional en NOA, NEA, en el chaco santiagueño y en el centro del país. Entonces, hay que pensar cómo nos adaptamos a estos cambios, porque esto ha pasado anteriormente y de hecho, vemos que Brasil convive con esta plaga hace muchos años y todavía no lo han podido solucionar al 100%", agregó Vedoya.

image.png

Las acciones

Esta enfermedad es transmitida por el insecto vector Dalbulus maidis, conocido como la "chicharrita del maíz", el cual se alimenta y multiplica únicamente sobre plantas de esta especie. Es un insecto difícil de controlar y cuenta con ciertas particularidades, tales como su longevidad (45 a 70 días), y la posibilidad en invierno de refugiarse en cualquier otro cultivo e incluso permanecer varias semanas sin alimentarse. Los adultos se protegen en el cogollo de la planta de maíz y tienen la capacidad de volar hasta 500 kilómetros ayudados por corrientes de aire. Por lo tanto, el insecto y las enfermedades que transmite requieren estrategias integradas de manejo a nivel regional considerando que las prácticas habituales no están siendo hoy una solución efectiva para el control de la plaga.

Antes de concluir, el coordinador de CREA, indicó: "Tenemos que poner el foco en el manejo regional junto con los gobernadores de las provincias y todo el sistema productivo para tratar de mitigar un poco la plaga y convivir de la mejor manera con ella. No vemos como una opción viable sacar el maíz del sistema, algo que muchos están planteando y nos preocupa".

Dejá tu comentario