LOCALES | Medina Ruiz | Catamarca | Tucumán

Medina Ruiz visitó al tucumano que se accidentó en Catamarca

El tucumano que resultó en la amputación de su brazo fue traslado en avión sanitario a Tucumán y el ministro de Salud constató que la evolución es positiva.

Tres días después del siniestro vial en Catamarca que derivó en la amputación del brazo en Gonzalo, el titular de la cartera sanitaria, doctor Luis Medina Ruiz, lo visitó en el sanatorio donde se recupera y constató la evolución positiva del reimplante del miembro superior del tucumano.

El hecho ocurrió el pasado martes 21 de noviembre en horas de la siesta, cuando Gonzalo manejaba una moto y fue colisionado de frente por un auto que se habría cruzado de carril. En ese momento, los primeros en actuar fueron los acompañantes del viaje y el servicio de emergencia de Catamarca, que lo condujeron a San Fernando del Valle de esa provincia, pero allí indicaron que no tenían los medios para realizar una cirugía de este tipo, por lo que recomendaron su inmediato traslado.

Tomado conocimiento del hecho, el gobernador de la provincia, Osvaldo Jaldo, y el ministro de Salud ordenaron el traslado del avión sanitario de Tucumán, que partió de inmediato a Catamarca y regresó al paciente. Ya en tierra tucumana, un equipo especializado lo esperaba en un sanatorio, que es donde se realizó la cirugía que lleva 72hs de evolución positiva.

El ministro de Salud valoró la posibilidad de contar con el avión sanitario para este tipo de emergencias: “Aquí hay una decisión firme del gobernador para que las aeronaves de la provincia estén a disposición de los tucumanos. Tanto el avión sanitario como los helicópteros están realizando traslados permanentemente y este hecho demuestra que la posibilidad de contar con este tipo de transporte aéreo salva vidas, el caso de Gonzalo es una clara muestra. En este caso podemos decir que tenemos un final feliz. Gonzalo había sufrido una amputación total del brazo con traslado a un sanatorio privado, mostrando también lo importante de la articulación de lo público y lo privado, dándole la mejor de las posibilidades a los tucumanos. También queremos resaltar la atención del primer momento, que realizó el sistema de salud de Catamarca, valorar el equipo médico de rescate encabezado por la doctora Patricia Villagra y al doctor José Urpi, que junto a su equipo lo recibió y llevó adelante la cirugía”.

A su turno, Urpi indicó que el paciente ingresó en una situación compleja por las heridas recibidas. “A esto debemos agregar que el hecho se produce a una distancia considerable del centro asistencial. En esta especialidad los minutos cuentan y el tiempo es vida. Una vez producido el accidente tenemos horas. Por suerte pudo llegar con el tiempo justo, politraumatizado. Nosotros estábamos esperándolo y se hicieron las prácticas necesarias para poder rescatar el miembro. Ya pasaron 72hs, los parámetros de laboratorios son buenos, ya empezó la curva descendente de los valores y estamos más cerca de poder tener la tranquilidad plena de que todos los valores están bien. Esta noche ya comienza a trabajar también un equipo de psicólogos para acompañarlo en este proceso que es muy importante”, remarcó.

Gonzalo, desde su espacio de recuperación, se mostró sonriente y agradecido por la posibilidad que tiene hoy de poder seguir adelante, gracias a la prontitud con que se realizó el traslado y la buena atención médica que recibió en todo momento: “Yo recuerdo poco, solo sé que tuve el choque y después vi todos los esfuerzos que hacían para salvarme. Estoy muy agradecido por eso, porque de otra manera esta historia no hubiera tenido este final”.

En la puerta del sanatorio Paula y Pablo, hermanos de Gonzalo, agradecieron al ministro todo lo realizado para salvar su vida. “En su persona queremos agradecerles a todos los que colaboraron para que mi hermano salga adelante. Esto no hubiese sido posible si el gobierno de la provincia no hubiera actuado con la celeridad que lo hizo. Por eso estamos agradecidos con el gobernador Jaldo y el ministro de Salud”, expresó Paula.

Pablo, por su parte, manifestó: “Nos atendieron muy bien en Catamarca y eso no quiero dejar de agradecerlo, pero lo que hizo Tucumán, que mandó el avión sanitario en el acto para traer a mi hermano, la verdad que nunca lo voy a dejar de agradecer. Este avión antes se usaba para otros fines y ahora está al servicio de la salud. Eso cambia la vida de las personas y de sus familias. Aquí ocurrieron muchos milagros dentro de la desgracia. A todos, solo gracias”.

Dejá tu comentario