NACIONALES | Milei | auto |

El auto "con alas" con el que Milei asumirá la Presidencia

El presidente electo, Javier Milei, eligió un vehículo descapotable que se fabricó en la Argentina para su primera recorrida oficial.

Javier Milei quería el Cadillac negro descapotable que Juan Domingo Perón compró en 1955. Ese auto trasladó a los expresidentes Raúl Alfonsín, Carlos Menem y Fernando de la Rúa, entre otros, pero no podrá ser usado por el libertario. “Por demoras administrativas” este vehículo no saldrá del subsuelo del Museo del Bicentenario el domingo 10 de diciembre. En su lugar, el presidente electo eligió otro descapotable estadounidense, fabricado en la Argentina: un Valiant III que sería provisto por un coleccionista privado.

Acorde al itinerario que fuentes del espacio libertario compartieron, Javier Milei se subirá al Valiant descapotable tras su primer discurso en la explanada del Palacio Legislativo, avanzará por la Avenida de Mayo en contramano rumbo a la Casa Rosada e intentará bajar en la proximidad a la avenida 9 de julio y caminar desde allí hasta Balcarce 50. Los ojos estarán puestos en el evento político, sus primeras palabras como presidente y, claro, en el auto que eligió para ser trasladado.

El Valiant, un auto que cambió el rumbo de una automotriz

Chrysler llegó de la mano de Fevre y Basset años antes de que se desatara la Segunda Guerra Mundial. La firma traía al país modelos de esa automotriz junto con Dodge, Fargo y Plymouth. Sin embargo, terminado el conflicto bélico se decidió construir la planta industrial de Chrysler en San Justo, provincia de Buenos Aires, la más grande de la marca por fuera de los Estados Unidos.

Como consecuencia de las trabas a las importaciones vigentes en aquel entonces, la planta cuya construcción terminó en 1950 no estuvo operativa sino hasta 1959, año en el que se fundó Chrysler Argentina S.A. y la historia de la marca cambió para siempre. Un año más tarde se reinauguró la planta y en 1961 comenzó la producción a gran escala del Valiant, auto que llegaba para competir con Ford, que dominaba el mercado con el Falcon, y Chevrolet, que hacía lo propio con el 400.

En total se fabricaron cuatro generaciones del Valiant, que era un auto grande, con velocidad máxima de 150km/h en su primera generación, capacidad para seis pasajeros y consagrado como “el auto más potente del mercado” cuando salió a la venta la segunda generación. No obstante, la elegida por Javier Milei es la tercera, mejor conocido como “el auto con alas”.

image.png

Surgió con un rediseño total, una estética que marcó una gran diferencia en relación a su predecesor: más grande (medía casi cinco metros de largo), más ancho, con más capacidad en el tanque y con neumáticos más grandes. Lo más destacado era una suerte de “alas” que tenía al costado de los neumáticos traseros: un diseño disruptivo para la época que le valió el apodo. Destacaba también por su motor Slant Six de seis cilindros, que ofrecía una potencia de 138CV asociado a una caja manual de tres velocidades. Luego se fabricaron dos versiones desprendidas de esta generación que buscaron mayor potencia y deportividad.

La producción de este vehículo cesó finalmente en 1968, cuando se reemplazó su producción por otros modelos que la automotriz tenía en carpeta. En 1980, Chrysler Argentina S.A. confirmó su disolución luego de que Volkswagen confirmara la compra del 49% de las acciones y sus instalaciones en el país. La automotriz alemana operó en esa planta (y otra en Monte Chingolo) hasta 1987, cuando se unió con Ford para conformar Autolatina y mudó el centro de producción de San Justo a Pacheco. En 1995, tras la disolución de dicha sociedad, Volkswagen inauguró su propio centro industrial en Pacheco 1995, donde se mantiene hasta el día de hoy.

FUENTE: La Nación

Temas

Dejá tu comentario