SALUD | Nochebuena | LV12 | Corazón

Nochebuena y Navidad: ¿por qué aumentan los infartos?

La DR. Carolina Salvatori, cardióloga y asesora de la (SAC), brindó en LV12 algunos consejos para disminuir el riesgo de sufrir un infarto durante Nochebuena.

Con la llegada de los días festivos comienzan los agobios, los regalos, los preparativos, las cenas con la familia... Un estrés que acaba teniendo consecuencias para la salud, sobre todo en este último caso, donde los debates en la mesa comienzan a elevar el tono y en algunas ocasiones puede acabar incluso en discusión. Tal es la situación que el día de Nochebuena se ha convertido en el día que más infartos se producen en todo el año.

En este marco LV12 Radio Independencia se contactó con la doctora Carolina Salvatori médica cardióloga y asesora del Consejo de Cardiología Clínica de la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC).

Embed - Dra Carolina Salvatori

"Primero hay que tener en cuenta que la Navidad es un motivo de festejo y que no necesariamente el festejo es sinónimo de comer y tomar mucho. Es un reencuentro teñido de tristeza, de nostalgia, de alegría, pero el consejo y sobre todo desde la Sociedad Argentina de Cardiología y la Fundación Cardiológica es evitar los excesos tanto de bebida y de comida, seguir con una actividad física no tan exigente y tratar de dormir, sobre todo en esta época donde tenemos diferentes fiestas y reuniones", comentó la especialista.

Y continuó: "También es necesario escuchar a nuestro corazón porque a veces por no preocupar a nuestra familia no decimos que tenemos palpitaciones, que nos falta el aire o que estamos con la presión alta, pero a veces el omitir puede terminar en una sala de hospital antes del brindis".

"Es fundamental planificar, tenemos que acordarnos que hay que comprar regalos, tenemos que organizar el menú de las fiestas y tratar de tomarlo con calma y respetar el descanso que es tan importante, no estar corriendo de un lado a otro por las exigencias de todo lo que tenemos que hacer y por los encuentros", añadió.

image.png

En esta misma línea destaco que ante un dolor de estomagó persistente es necesario consultar con un especialista porque puede ser síntoma de un problema cardiaco: "En primer lugar, no es lo mismo que me diga un niño de cinco a seis años que le duele la panza o que le duele la boca del estómago a que me lo diga un hombre mayor de 40 o una mujer mayor de 45 y menopaúsica o que me lo diga mi abuelo que es hipertenso, que es diabético y que tiene una enfermedad coronaria".

Con esto quiero decir que siempre miramos el riesgo que tiene esa persona para que ese dolor en a boca del estómago sea algo cardiovascular. Ante la duda siempre hay que consultar una guardia para que nos revisen, nos interroguen, nos hagan un electro y unas encimas cardiacas que siempre pueden estar aumentadas. Con esto quiero decir que siempre miramos el riesgo que tiene esa persona para que ese dolor en a boca del estómago sea algo cardiovascular. Ante la duda siempre hay que consultar una guardia para que nos revisen, nos interroguen, nos hagan un electro y unas encimas cardiacas que siempre pueden estar aumentadas.

"Ante la duda siempre es necesario consultar, más si el dolor es prolongado y puede estar acompañado de otros síntomas con falta de aire, dolor en el brazo izquierdo, dolor en la mandíbula que muchas veces no es por haber comido mucho", agregó.

image.png

¿Qué es el síndrome del corazón festivo?

Tratado sobre todo en la sala de urgencias de los hospitales, el síndrome del corazón festivo es una arritmia, es decir, cuando el corazón en vez de continuar con su ritmo normal (60 a 75 u 80 latidos por minuto) empieza a hacer taquicardia, es decir cuando comienza a latir muy aceleradamente (Más de 100 latidos por minuto).

"Si a eso también le sumamos el alcohol hay un síndrome que tenemos que se llama el del corazón festivo que aumenta la probabilidad tanto para una persona sana como la que tiene una enfermedad cardiovascular o es hipertenso de tener una arritmia que se llama fibrilación auricular, que es cuando el corazón empieza a latir acelerado y en forma irregular y eso nos puede producir síntomas como palpitaciones, falta de aire, dolor de pecho. En los pacientes más vulnerables corren el riesgo de producirse un infarto una angina de pecho", explicó.

image.png
Nochebuena y Navidad son los días que más infartos hay de todo el año.

Nochebuena y Navidad son los días que más infartos hay de todo el año.

"También están no solamente los que vienen excediéndose durante todo el año, sino también aquellos que durante la última época del año extreman los cuidados por un peso más bajo o más saludables con esa intención de comerse y tomarse todo en la noche de Navidad y Año Nuevo. Entonces, llegan mal alimentados, mal nutridos o en ayunas al festejo y eso también puede generar algún tipo de síntomas", informó.

Por eso recomendamos no ir con este concepto de no voy a comer en todo el día porque después a la noche me voy a comer todo porque si llego y lo primero que agarro es una copa de alcohol probablemente no me vaya a caer bien. También es muy importante hidratarse.

image.png

Respecto a la mejor forma de comenzara incorporar hábitos saludables en nuestra vida, relevó lo siguiente: "Lo primero que decimos es que siempre tenemos que empezar por el hábito que tenemos más débil. Esto significa que si yo no estoy haciendo actividad física lo primero que debería comenzar a hacer es actividad física y no ponerme metas muy altas, sino que empezar por metas muy sencillas para no sentirme frustrado".

En tercer lugar, lo fundamental es generar un hábito, que a veces es muy difícil y una de las tácticas que se recomienda es pegar un hábito nuevo a un hábito que tenemos ya establecido, por ejemplo, lavarme los dientes y después de eso me pongo a hacer en mi casa flexiones de brazos, sentadillas o directamente parto para el gimnasio.

"En épocas de fiestas y de vacaciones seguramente no vamos a poder sostener ese hábito de la misma manera, pero si ya está generado y arraigado seguramente lo podemos transformar en otra rutina diferente", finalizó Salvatori.

Dejá tu comentario