INTERNACIONALES | Paraguay | Cuarentena | Coronavirus

Paraguay avanza en la apertura total de la cuarentena

A diferencia de sus vecinos Argentina y Brasil, Paraguay es uno de los menos afectados de Sudamérica.

Paraguay está teniendo más éxito que sus vecinos en el control de la pandemia de coronavirus y ahora avanza con la flexibilización de la cuarentena obligatoria, algo que va en contra de lo que ocurre, por ejemplo, en Brasil, Argentina y Chile.

El aislamiento geográfico sin salida al mar, un tráfico aéreo pequeño en comparación con las grandes capitales de Sudamérica, y ser los primeros en largar con cuarentenas y restricciones, son tres datos clave que explican en parte ese éxito contra la enfermedad COVID-19.

image.png
Paraguay.

Paraguay.

El país, uno de los menos afectados de Sudamérica en contagios (865) y fallecidos (11), entró en la segunda fase de su plan de desconfinamiento. Las principales urbes paraguayas registraron un intenso movimiento tras la reactivación, como en Asunción, Ciudad del Este y Encarnación.

Según estimaciones de las centrales sindicales, unos 300.000 trabajadores fueron despedidos desde que comenzó la crisis en marzo. Las autoridades sanitarias autorizaron la reapertura de los grandes centros de compras, que deberán garantizar el respeto de las medidas de distanciamiento social.

El aislamiento geográfico de Paraguay, sin salida al mar y con un tráfico aéreo pequeño en comparación con las grandes capitales de Sudamérica, favorecen en gran medida para obtener resultados en la lucha contra el nuevo coronavirus, coincidieron epidemiólogos y autoridades sanitarias. "La mediterraneidad de Paraguay es una ventaja.

"Si no interveníamos enseguida, los cálculos más conservadores indican que habríamos tenido más de 15.000 casos", reconoció el ministro de Salud, Julio Mazzoleni, quien admitió la vulnerabilidad del sistema. El médico Ricardo Iramain, director del Comité de Emergencias de la Sociedad Latinoamericana de Cuidados Intensivos (Slacip), coincidió en que la conjunción de "mediterraneidad, el aislamiento y cuarentena precoz fueron determinantes" y que "se evitó el colapso", pero espera el pico de circulación del virus entre junio y agosto. "Lo peor podríamos verlo de aquí a dos meses", señaló.

FUENTE: Clarín

Dejá tu comentario