NACIONALES | rugbiers | Villa Gesell | CASO BÁEZ SOSA

Declaró la mujer que vio escapar a los rugbiers: "Venían riéndose"

El juicio comenzó el 2 de enero y el proceso tendrá más de 100 testigos. Quiénes son y qué pena enfrentan los rugbiers acusados del asesinato.

El 2 de enero comenzó en los Tribunales de Dolores el juicio contra los ocho rugbiers imputados por el asesinato de Fernando Báez Sosa, que tenía 18 años cuando fue atacado a golpes a la salida de un boliche en Villa Gesell, y murió. Las principales revelaciones del cuarto día de audiencias, tanto sobre lo ocurrido dentro de Le Brique como sobre cómo siguió en la calle.

LA INTIMIDAD DEL ENCUENTRO ENTRE LAS MADRES DEL DOLOR Y LOS PADRES DE FERNANDO BAÉZ SOSA

La presidenta de Madres del Dolor, Silvia Irigaray, contó que estuvo presente durante los dos primeros días del juicio, jornadas en las que pudo hablar con los padres de Fernando Báez Sosa, Silvino y Graciela.

“Yo lo que les dije muy temprano el miércoles es que cada vez que se sienten mal, son los únicos que en una sala de debate pueden entrar y salir cuando quieran. El resto tenemos que esperar. Yo les dije que no se aguanten. Faltan muchos días de fortaleza. Les dije que salgan y entren porque nadie los va a juzgar a ellos”, reveló.

"LOS PRIMEROS DÍAS FUERON LOS MÁS DUROS”, DIJERON LOS PAPÁS DE FERNANDO

Silvino y Graciela, los padres de Fernando Báez Sosa, aseguraron que “los primeros días” del juicio fueron “los más duros”, tras finalizar la primera semana del juicio oral por el crimen del joven asesinado en Villa Gesell.

“Los primeros días fueron los más duros. Todo duele porque estamos viendo cómo mataron a nuestro hijo, pero estamos más cerca de que se haga justicia", expresaron a la salida del Tribunal.

"No comprendo que veían la ropa llena de sangre de Fer y se reían. No tuvieron piedad. Gracias a todos los que vinieron a declarar, me dieron un poco de alivio", agregaron.

TERMINÓ LA PRIMERA SEMANA DEL JUICIO POR EL CRIMEN DE FERNANDO BÁEZ SOSA

Finalizó la primera semana del juicio oral contra los ocho rugbiers acusados del crimen de Fernando Báez Sosa, en lo que fue la quinta audiencia que se realizó ante el Tribunal de Dolores. Continuará el próximo lunes 9 de enero.

Según informó Fabián Améndola, abogado parte del equipo de Fernando Burlando, la semana que viene pasarán a declarar frente a los jueces los encargados de la parte pericial, autopsia y peritos de Hugo Tomei.

UN POLICÍA LE PIDIÓ A LOS RUGBIERS QUE DEJEN DE REÍRSE EN VARIAS OPORTUNIDADES

Hugo Vázquez, comisario mayor de la Policía Científica, contó que el día del ataque debió pedirle a los rugbiers, en varias oportunidades, que dejaran de reírse porque se trataba de algo serio.

A su vez, ratificó que fue Máximo Thomsen quién culpó a Pablo Ventura: "Cuando se preguntó de quién era la zapatilla con sangre, el joven dijo 'de Pablo'. Se le preguntó quién era y respondió 'Pablo Ventura'".

Vázquez fue el último testigo en declarar en la audiencia de este viernes, la última de la primera semana del juicio, el cual se retomará el próximo lunes 9 de enero.

DE MÁXIMO THOMSEN A LOS PERTOSSI: QUÉ HIZO CADA RUGBIER DURANTE EL ATAQUE A FERNANDO

Desde el 2 de enero se desarrolla el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, el joven de 18 años asesinado a golpes en enero de 2020 a la salida del boliche Le Brique de la ciudad de Villa Gesell. Máximo Thomsen, Enzo Comelli, Matías Benicelli, Blas Cinalli, Ayrton Viollaz, y Luciano, Ciro y Lucas Pertossi, son los ocho rugbiers imputados.

Está previsto que las audiencias se extiendan hasta el 31 de enero, aunque existe la posibilidad de que se extiendan aún más por la gran cantidad de testigos que podrían presentarse a declarar. En ese contexto, se espera que los acusados brinden su versión de los hechos.

image.png

PARA BURLANDO, LOS RUGBIERS QUERÍAN LA VIDA DE FERNANDO COMO "TROFEO"

“A (Máximo) Thomsen que ya lo teníamos como uno de los que había agredido a Fernando y lo había lesionado gravemente en el rostro, ahora de los de atrás también tenemos probado que lo hicieron”, analizó el abogado defensor Fernando Burlando este viernes.

Con respecto a cuando los rugbiers fueron vistos “festejando”, el abogado remarcó que entonces ya “estaban al tanto del fallecimiento de Fernando”. “Es muy loco que se abracen, que se arenguen”, sumó, y destacó la actitud de Thomsen que remarcaron los testigos: “Lo describen como sacado”.

Consultado sobre el móvil del crimen, sostuvo: “Tiene que ver con el ganar, el llevar un trofeo. Tal vez la locura de ellos pasaba por ahí, y la violencia crecía precisamente por tratar de ganar un trofeo. Sin duda el trofeo era la vida”.

UN POLICÍA SEÑALÓ A MÁXIMO THOMSEN COMO QUIEN INCRIMINÓ A PABLO VENTURA

Mariano Vivas, policía de Villa Gesell que participó en la detención de los acusados, señaló que fue Máximo Thomsen quien mencionó a Pablo Ventura, el remero incriminado falsamente por el grupo. "La Policía Científica les preguntó de quién era una zapatilla y uno de ellos manifiesta que es de Pablo Ventura", contó. Ante la repregunta del fiscal sobre el nombre de la persona, el agente respondió "Máximo Thomsen".

La mención a Ventura ya constaba en el acta de procedimiento de ese día, pero allí no se precisaba cuál de los acusados lo había nombrado. En el acta también consta que Ventura "se habría retirado en un vehículo" y que se ordenó su búsqueda y detención.

"VENÍAN RIÉNDOSE, FESTEJANDO CONTENTOS", DIJO LA TESTIGO QUE VIO HUIR A LOS ACUSADOS.

Andrea Ranno, recepcionista del hotel "Inti Huasi" que vio pasar a los acusados al huir tras el ataque a Fernando, declaró este viernes que los jóvenes "venían riéndose, festejando contentos". Ranno fue quien indicó a la Policía la casa en la que estaban los jóvenes.

La mujer refirió haber escuchado frases como "le rompí toda la jeta" y "le llené la jeta de sangre". Además, Ranno señaló que delante del grupo iba un joven "desaforado". "Estaba sacado, fuera de sí", agregó. Más tarde, en el video en el que se ve al personal de Le Brique retirar a los acusados, Ranno señaló a Máximo Thomsen como ese joven.

EL CONMOVEDOR RELATO DE LA MADRE DE FERNANDO ANTES DE EMPEZAR LA AUDIENCIA

"Ayer que estuvieron sin barbijos quise mirarlos, pero me cuesta. Nunca me importó ni siquiera sus nombres. Como madre siento que no les importa, están en su mundo. Los mirás y es imposible comprender que chicos de la edad de Fer hayan hecho esto, deberían estar con sus familias", sostuvo Graciela Sosa, la madre de Fernando, quien aseguró que junto con su esposo, Silvino Báez, siguen "fuertes" para seguir yendo al Tribunal Oral en lo Criminal 1 de Dolores y seguir de cerca el juicio a los rugbiers acusados de asesinar a su hijo.

"Ayer fue un día importante. Estamos avanzando bien y cada día se está más cerca de justicia. Seguimos fuertes para continuar viniendo y participar", señaló en diálogo con la prensa antes de ingresar al recinto.

Al ser consultada acerca del abrazo de ambos con el testigo Tomás Bidonde, Graciela expresó: "Era inevitable el abrazo. Me emocioné mucho cuando Tomás se acercó y me pidió perdón. No hay nada que perdonar, solo agradecer por venir y dar su testimonio".

"Con Virginia (Pérez Antonelli, es quien le hizo trabajos de reanimación a Fernando) sentí algo especial cuando la abracé y le agradecí por haber querido salvar a Fernando. Todos los testimonios que uno escucha son impresionantes, por eso estoy muy agradecida que ayuden en la causa", manifestó.

Además, manifestó: "Es muy fuerte. Cuando llegué a casa sentí que me odiaba. No quería que Silvino me hablara, solo estaba acostada. En un momento me puse a rezar y llorar para sacar todo lo que siento, después me calmo y me levanto de vuelta".

Al ser consultados sobre la posibilidad de que los acusados rompan con el "pacto de silencio", manifestó: "Esperamos que no se nos acerquen. Espero que no lo hagan porque a esta altura no espero ni quiero nada de ellos".

PARA EL FISCAL, LA PRIMERA SEMANA DEL JUICIO TIENE UN "BALANCE MUY POSITIVO"

Juan Manuel Dávila, uno de los fiscales a cargo de la acusación en el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, aseguró este viernes que hace un "balance muy positivo" de la primera semana del debate.

Al llegar a los tribunales de Dolores, Dávila afirmó ante la prensa que los testigos de hoy, en su mayoría policías que participaron del allanamiento donde se detuvo a los imputados, serán "muy importantes" por "las evidencias que se levantaron" y "las posteriores pericias que se hicieron".

También afirmó que hoy se intentará reconstruir con los policías que participaron de los arrestos, quién o quiénes de los acusados les dio el nombre de Pablo Ventura, el remero de Zárate al que involucraron y que estuvo injustamente preso por el caso.

EMPEZÓ LA QUINTA JORNADA DEL JUICIO

Comenzó en los Tribunales de Dolores la quinta audiencia del juicio por el asesinato de Fernando Báez Sosa. Declara Andrea Ranno, recepcionista del hotel "Inti Huasi" que vio pasar a los acusados al huir tras el ataque a Fernando.

En la última jornada de la semana también se esperan los testimonios de la dueña de la casa que alquilaban los imputados, y de peritos y policías.

EL ABOGADO DE LOS RUGBIERS CONSIDERÓ "IMPOSIBLE" QUE LOS ACUSADOS SE PUEDAN REIR EN EL JUICIO

El abogado de los ocho rugbiers imputados por el crimen de Fernando Báez Sosa afirmó este viernes que "es imposible" que los acusados se puedan reír en un debate.

"Es imposible, muy raro, que en un debate se pueda un acusado reír", expresó Hugo Tomei cuando ingresaba al edificio judicial para participar de la quinta audiencia del juicio en Dolores.

CONVOCAN A MARCHAR CON VELAS EN LAS PLAYAS EN APOYO A LA FAMILIA DE FERNANDO

Tras el inicio del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, que se desarrolla en Dolores desde el 2 de enero, en las redes sociales convocan a realizar marchas con velas en las playas bonaerenses en apoyo a los padres del joven asesinado a golpes el 18 de enero de 2020 en Villa Gesell.

"La idea es hacer una juntada pacífica con velitas en la playa de cada costa el 11/01 a las 19:30 para acompañar a la familia", señala la convocatoria.

DÍA 5: HOY DECLARAN LA RECEPCIONISTA QUE VIO HUIR A LOS RUGBIERS, PERITOS Y POLICÍAS

Este viernes tendrá lugar la quinta jornada del juicio a los ocho rugbiers acusados de matar a golpes a Fernando Báez Sosa a la salida de un boliche de Villa Gesell, en la madrugada del 18 de enero de 2020, e incluirá los testimonios de una docena de testigos, entre ellos la recepcionista de un hotel que vio cómo huían del lugar del hecho, la dueña de la casa que alquilaban los imputados, peritos y policías.

De los 22 testigos citados inicialmente para el cierre de la primera semana del juicio, una decena de ellos -en su mayoría peritos y efectivos- no serán requeridos finalmente por la fiscalía.

La primera en declarar ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Dolores será Julia Semsey, dueña de la casa que alquilaban los rugbiers desde el 16 de enero, en el ingreso a la reserva "Carlos Idaho Gesell".

Luego, prestará testimonio Andrea Ranno, recepcionista del hotel "Inti Huasi", ubicado a media cuadra de "Le Brique", quien minutos después del crimen vio pasar a al menos ocho de los acusados desde su lugar de trabajo.

También declarará Chen Naijuan, dueño del "Supermercado Marina", cuyas cámaras de seguridad captaron a cinco de los jóvenes, y también registraron el momento en que fueron interceptados por efectivos afectados al Operativo Sol.

Declararán además Heraldo Rebolo, técnico en criminalística que actuó en el levantamiento de rastros de la camisa que utilizaba Fernando al momento del crimen, y Nair Irurzun, que intervino en la recolección de huellas en el primer allanamiento a la casa que alquilaban los imputados.

POLICÍAS CONFIRMARON QUE ACTUABAN EN OTRO INCIDENTE A LA VUELTA DE "LE BRIQUE" AL MOMENTO DEL ATAQUE

Cuatro efectivos del Operativo Sol en Villa Gesell en enero de 2020 confirmaron hoy, al declarar en el marco del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, que no había presencia policial frente a "Le Brique" al momento del ataque porque, en el mismo momento, todos ellos intervenían en un incidente que se registraba en otro sector lindero al boliche.

El oficial Carlos Contino señaló que habían intervenido a la vuelta del local bailable, sobre calle 102, con otro joven que habían expulsado también del boliche, y por eso dejaron su posición permanente en el lugar donde se produjo luego el ataque.

Este testigo dijo que al regresar minutos más tarde, testigos les advirtieron que estaban "agarrando a patadas a un chico", y vieron a Fernando "en el piso".

Explicó que junto con Roberto Basualdo, que también declaró en esta jornada, fueron en búsqueda de "entre 7 y 8" jóvenes que según testigos "tenían sangre en su cara, en las manos", que habían escapado presuntamente para la zona de la entrada al bosque, y uno de los cuales tenía supuestamente "rastas" en el pelo.

"Vimos de casualidad a cuatro o cinco, procedimos a pararlos, los pusimos contra unas rejas", dijo Contino y precisó que "ninguno tenía rastas, ni pelo largo, ni camisa rota" como les habían dicho, por lo que los dejaron retirarse luego de tomarles los datos.

Leandro Barreca Maidana coincidió en cuanto a que las características de los jóvenes interceptados no coincidían con los indicios aportados por testigos sobre "quiénes fueron, cómo estaban vestidos y cuántos eran".

Y en la misma línea declaró en el cierre de la jornada el efectivo Fernando González, quien agregó que casi al mismo tiempo en que realizaban la búsqueda de los sospechosos debieron regresar al lugar del ataque para intervenir en "otro incidente ajeno al de Fernando".

LA CARTA QUE UN TESTIGO LE ESCRIBIÓ A LOS RUGBIERS: "ESTÁN A TIEMPO DE MOSTRAR VALENTÍA"

Un taxista que declaró este miércoles como testigo en el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa escribió un texto dirigido a los ocho acusados del ataque, y que intentó sin éxito leer ante el tribunal, en el que les dice que "todavía están a tiempo de mostrar valentía".

"Hoy estoy acá pero me hubiese gustado no estar, me hubiera gustado, por el contrario, que Fernando cuente su verdad", dice uno de los párrafos del texto que escribió Marcos Acevedo.

Y agrega en otro: "Quisiera recordarles a los acusados las acciones que los han traído a estas sillas (..) hoy es tarde para pedir perdón, sí, pero todavía están a tiempo de mostrar valentía y aliviar su alma porque su cuerpo y mente deben estar consumidos. Fue una salvajada. Aún tomados o alcoholizados, todos sabemos que una patada en la cabeza puede costar la vida. Fernando no recibió una, sino varias, y eso lo vi", describió el taxista.

Acevedo ingresó a la sala de audiencias esta tarde para testimoniar acerca de lo que vio aquella madrugada. Tras sentarse frente a los integrantes del Tribunal Oral Criminal (TOC) 1 de Dolores y, una vez que tomó la palabra, les pidió a los jueces unos minutos para leer algo.

Los magistrados le explicaron que él había sido citado solo para declarar, que no podía hacer uso de la palabra para otra cosa y le pidieron a la fiscalía, que fue quien lo citó, que le explicara cómo es la ley al respecto.

"FERNANDO INTENTABA LEVANTARSE PERO NO PODÍA", DECLARÓ UNO DE LOS TESTIGOS

Este jueves por la tarde declararon también Nicolás Javier Sessa y Valentín Rodríguez, dos amigos de la joven que practicó maniobras de reanimación cardiopulmonar a Báez Sosa tras el ataque, y quienes también fueron testigos de la agresión.

Sessa aseguró que observó que "por lo menos dos personas" le "estaban pegando a alguien" y que la víctima "intentaba levantarse pero no podía más".

Mientras que Rodríguez relató que vio de pie a Fernando y que luego "rápidamente cayó al piso tras ser golpeado por un grupo de al menos ocho personas".

Por último dijo que "al menos dos, y máximo cuatro le pegaban a él", y calificó como "muy brutales" los golpes que sufrió.

"FUE GOLPEAR HASTA QUE NO SE LEVANTARA MÁS", DECLARÓ UN KIOSQUERO SOBRE EL ATAQUE A FERNANDO

Un joven que la noche del crimen de Fernando Báez Sosa atendía el kiosco en el que compró un helado tras ser expulsado del boliche "Le Brique", aseguró hoy al declarar en el juicio por el hecho que el ataque "fue golpear hasta que no se levantara más" e identificó a Máximo Thomsen, uno de los imputados, como quien le dio "una patada en la cabeza".

Al declarar esta tarde ante el Tribunal Oral en lo Criminal 1 (TOC) de Dolores, el comerciante Sebastián Saldaño dijo que tras escuchar gritos en la calle salió a ver qué sucedía y observó "a Fernando recibiendo patadas y piñas en el piso".

Señaló que los agresores eran "más de tres" y que le dieron "un golpe en la cara y patadas en el cuerpo, y después vi la patada en la cabeza".

Según precisó, este último golpe lo aplicó Thomsen (23), a quien aseguró que había reconocido en rueda al inicio de la investigación.

"Se aseguraron que de que no se levantara. Fue golpear hasta que no se levantara más. Nunca había visto a tantas personas golpear a una sola", aseguró ante los jueces María Claudia Castro, Christian Rabaia y Emiliano Lázzari.

“DEMOSTRÓ SER EL LÍDER DEL GRUPO”, DIJO BURLANDO SOBRE MÁXIMO THOMSEN

Al finalizar la cuarta jornada del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, Fernando Burlando aludió a Máximo Thomsen al asegurar que uno de los rugbiers “demostró ser el líder del grupo”, aunque también destacó que la violencia estaba impuesta en el ADN de todos los acusados.

También aseguró que, hasta el momento, casi todos los testigos coincidieron en afirmar que los acusados actuaron “contra un objetivo, que era Fernando. Evidentemente querían terminar con su vida”.

Hacia el final, al ser consultado sobre por qué el taxista Marcos Acevedo no pudo leer una carta que había preparado, dijo: “Viene a declarar, no a hacer una manifestación poética de lo que siente”.

LA CARTA DE LA MAMÁ DE ÁNGELES RAWSON A LOS PAPÁS DE FERNANDO: "EL JUICIO ES VOLVER AL HORROR"

Jimena Aduriz, mamá de Ángeles Rawson, la adolescente de 16 años asesinada en 2013 en Palermo, publicó una carta en las redes sociales dirigida a los padres de Fernando Báez Sosa, en la que les pide que "tengan fortaleza" durante el juicio que se está desarrollando a 3 años del crimen.

"El juicio por el asesinato de un hijo es volver a vivir pero con más horror los momentos más crudos de esos instantes que nos cambiaron la vida. Es enfrentar al asesino, conocer detalles escalofriantes, ver videos de la muerte o de los instantes previos, escuchar a la defensa que en su estrategia intenta derribar la verdad, y todo eso manteniendo la templanza y en silencio. Es una de las situaciones más revictimizantes, sino la más cruel que puede vivir un ser humano y aunque se logre Justicia, los hijos no vuelven. Sólo le ruego a Dios que en este penar, Graciela y Silvino tengan la fortaleza para transitarla. Como tantos otros padres. Y como tantos otros que ni siquiera llegan a esta instancia o llegan y no tienen Justicia", dice el texto compartido en Facebook.

"LE SOSTENÍA LA CABEZA Y LE PEDÍA POR FAVOR QUE SE QUEDE CONMIGO", CONTÓ LA JOVEN QUE LE HIZO RCP A FERNANDO

Virginia Pérez, la cuarta testigo de la jornada, contó cómo fue el momento en que intentó reanimar a Fernando instantes después del ataque. "Hice pocas compresiones y después le indiqué a la Policía cómo hacerlo", señaló Perez, certificada por la Cruz Roja para hacer RCP.

La joven contó que entonces se abocó a sostenerle la cabeza a Fernando y "le pedía por favor que se quede conmigo". Sobre el ataque, aseguró que era "increíble la saña" con que pegaban. Al salir, la joven se abrazó emocionada con los padres de Fernando.

"A ESTE NEGRO DE MIERDA ME LO LLEVO DE TROFEO", LA FRASE QUE ESCUCHÓ UNA TESTIGO

En el segundo testimonio de la jornada, Tatiana Caro, testigo presencial del hecho, aseguró haber oído durante el ataque la frase "quedate tranquilo que a este negro de mierda me lo llevo de trofeo".

Caro, que estaba en un restobar junto a Le Brique, sostuvo que el ataque a Fernando fue de atrás y que, cuando intentó levantarse, "nunca pararon de pegarle". "Era como pegarle a una bolsa de papas", refirió. Emocionada, la testigo aseguró que desde el momento del crimen "no paso más por ese lugar".

TESTIGO CLAVE IDENTIFICÓ A MÁXIMO THOMSEN COMO UNO DE LOS QUE PEGÓ LAS PATADAS FINALES A FERNANDO

Con la voz quebrada, Tomás Bidonde, testigo clave del hecho, identificó a Máximo Thomsen como uno de los que pegó las patadas finales a Fernando. "Al final le pega dos puntinazos en la cabeza y después, ya en el suelo, lo agarra y le vuelve a dar patadas", señaló.

El testigo contó que esa noche asistió al boliche Le Brique, del que se retiró porque había mucha gente. Estando frente al boliche se encontró con el final del ataque a Fernando a pocos metros. Consultado por quién era el "líder" del grupo de rugbiers, el joven también señaló a Thomsen como el que "parecía el número uno" por su "agresividad".

Bidonde fue también el primer testigo que mencionó a Ciro Pertossi y a Bas Cinalli desde que comenzó el juicio. "Le pegaba patadas en el cuerpo estando en el suelo", dijo sobre Pertossi. A Cinalli lo había identificado en rueda de reconocimiento como quien le pegó antes de que caiga al suelo.

CON LOS ACUSADOS POR PRIMERA VEZ SIN BARBIJO, COMENZÓ LA CUARTA JORNADA DEL JUICIO

Empezó en los Tribunales de Dolores la cuarta audiencia del juicio por el asesinato de Fernando Báez Sosa. Frente al Tribunal Oral en lo Criminal N°1 ya se encuentra Tomás Bidonde, uno de los testigos del hecho.

Por primera vez, los acusados ingresaron sin barbijo, a cara descubierta frente a los jueces. También se esperan las declaraciones de policías, otros testigos del hecho, una joven turista que asistió a la víctima y dos comerciantes.

FERNANDO BURLANDO: "LOS TESTIMONIOS FUERON CLAROS Y ELOCUENTES"

Fernando Burlando, abogado de los padres de Fernando Báez Sosa, afirmó este jueves que los testigos que se presentaron hasta ahora en el juicio fueron "claros y elocuentes", por lo que consideró que "se van cerrando los círculos" sobre la responsabilidad de los ocho rugbiers imputados por el crimen del joven de 18 años, asesinado a golpes en Villa Gesell.

Antes de ingresar a los tribunales, Burlando afirmó que llegó al jucio con "buenas expectativas", pero resaltó que "no sabía que se iban a cubrir tan rápidamente" y que "no sabía que iban a ser tan claros y elocuentes los testigos".

Por otra parte, el abogado se refirió a cómo están viviendo el juicio los padres de Fernando: "Es un tormento para la familia ver las imágenes" de lo que pasó.

EL FISCAL AFIRMÓ QUE LOS TESTIGOS "ESTÁN DECLARANDO EN EL SENTIDO ESPERADO"

El fiscal Juan Manuel Dávila arribó este jueves a los tribunales de Dolores, donde se realizará la cuarta audiencia del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa. Antes de ingresar, habló con los medios presentes y destacó que los testigos "están declarando en el sentido esperado" la fiscalía.

"Los testigos han manifestado con nombre y apellido o señalando en las filmaciones a los acusados", dijo. En ese sentido, consideró que las pruebas de video "son muy contundentes".

Dávila resaltó que todavía "faltan muchas pruebas a producir" y se refirió a los testigos que declararán hoy en la audiencia. Explicó que son "testigos presenciales ajenos al grupo de Fernando" y aseguró que "tienen mucho recuerdo de lo que ocurrió" en la madrugada del 18 de enero de 2020.

LOS OCHO ACUSADOS YA ESTÁN EN LOS TRIBUNALES DE DOLORES

Los ocho rugbiers imputados por el crimen de Fernando Báez Sosa ya se encuentran en los Tribunales de Dolores, donde este jueves se desarrollará la cuarta audiencia del juicio.

Máximo Thomsen (23), Enzo Comelli (22), Matías Benicelli (23), Blas Cinalli (21), Ayrton Viollaz (23), y Luciano (21), Ciro (22) y Lucas Pertossi (23)- arribaron al palacio de tribunales cerca de las 7.40, en medio de un fuerte operativo de seguridad del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

JUNTARON MÁS DE 700 MIL FIRMAS PARA PEDIR PRISIÓN PERPETUA PARA LOS RUGBIERS

Más de 700 mil personas firmaron una petición en la plataforma Change.org para exigir una pena de prisión perpetua paralos ocho rugbiers imputados por el crimen de Fernandeo Báez Sosa, ocurrido el 18 de enero de 2020 en Villa Gesell.

La petición fue presentada bajo el lema “Justicia por Fernando Báez Sosa. Perpetua para los asesinos”.

“Unámonos como sociedad para pedir entre todos Justicia por Fernando Báez Sosa. Pedimos Perpetua para los autores y coautores, con los agravantes, que paguen con todo el peso de la ley, para que no hayan más Fernandos”, expresa la creadora de la petición, que va dirigida a la fiscal de Villa Gesell, Verónica Zamboni, y al juez de Garantías de Dolores, Juan Mancinelli.

FERNANDO BURLANDO: "NO HAY ACTITUD MÁS MISERABLE QUE ACUSAR A UN INOCENTE"

Fernando Burlando, el abogado que representa a los padres de Fernando Báez Sosa, manifestó que "no existe actitud más miserable en la vida que acusar a un inocente y privarlo de su libertad", al referirse a la falsa incriminación del remero Pablo Ventura por parte de los rugbiers imputados de homicidio.

"En los códigos de la calle y de la vida no hay actitud más miserable que acusar a un inocente y privarlo de la libertad", aseguró.

"Todos los testigos coinciden en señalar la violencia inusitada" (lv12.com.ar)

FUENTE: Página 12

Dejá tu comentario