INTERNACIONALES | variante | Sudáfrica | OMS

La nueva variante de Sudáfrica preocupa a la OMS

La OMS se reunió de emergencia para analizar la nueva variante detectada en Sudáfrica, denominada Omicron. Temor a la expansión y posible gravedad.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) se reunió de emergencia para analizar el impacto de la nueva variante detectada en Sudáfrica.

La OMS denominó Ómicron a la nueva variante B.1.1.529 de Sudáfrica y advirtió de que podría conllevar un "mayor riesgo de reinfección", según las primeras evidencias científicas preliminares. Asimismo, la calificó de "preocupante" por su gran número de mutaciones.

"Las pruebas preliminares sugieren un mayor riesgo de reinfección con esta variante, en comparación con otras que también son de preocupación", indicaron los expertos de la OMS.

https://twitter.com/WHO/status/1464295764809637898

La OMS define una variante "de preocupación" cuando se ha demostrado que está asociada a uno o más de los siguientes cambios: aumento de la transmisibilidad o cambio perjudicial en la epidemiología de COVID-19, aumento de la virulencia o cambio en la presentación clínica de la enfermedad o disminución de la eficacia de las medidas sociales y de salud pública o de las pruebas diagnósticas, las vacunas y los tratamientos disponibles.

De acuerdo con el informe del organismo, esta variante se notificó por primera vez desde Sudáfrica el 24 de noviembre, mientras que la primera infección confirmada de la que se tiene constancia procede de una muestra recogida el nueve de noviembre.

image.png
La nueva variante se notificó por primera vez desde Sudáfrica el 24 de noviembre.

La nueva variante se notificó por primera vez desde Sudáfrica el 24 de noviembre.

Por ahora la OMS reconoce cuatro variantes de riesgo de la COVID-19, denominadas con las letras griegas alfa, beta, gamma y delta, aunque hay otras variantes a las que también hace especial seguimiento. La variante delta, primero detectada en la India, es la predominante en casi todo el planeta, y según los análisis de laboratorio ya está presente en más del 99 % de los nuevos casos actuales.

La nueva variante, que inquieta a los epidemiólogos por su alto número de mutaciones y su potencial de propagación, fue detectada ya en Hong Kong, Bélgica e Israel y provocó hoy la prohibición de vuelos por parte de la Unión Europea y la caída de los precios de las acciones y el petróleo.

Los países de la Unión Europea han acordado este viernes suspender los viajes desde el sur de África por el temor a la expansión y posible gravedad de la nueva variante del coronavirus. Además, los europeos que provengan de esa zona deberán someterse a un test y a un periodo de cuarentena, según ha informado la Presidencia eslovena del Consejo de la Unión Europea.

Los países africanos a los que afecta la decisión de la Comisión Europea son siete: Sudáfrica, Lesotho, Botswana, Zimbabwe, Mozambique, Namibia y Eswatini.

La variante, detectada por primera vez en Sudáfrica, está provocando una serie de reacciones en todo el mundo. De momento se han observado casos en Sudáfrica, en Botsuana, Israel, Hong Kong y Bélgica (el primero en Europa).

Los países comienzan a tomar medidas

image.png

Varios países ya han suspendido vuelos con Suráfrica, pero también con vecinos como Namibia, Lesoto, Botsuana, Zimbabue, Zambia y Esuatini (la antigua Suazilandia). El primero fue Reino Unido y le han seguido Francia, Italia, Alemania, Holanda, Singapur, Austria, Dinamarca e Israel, entre otros.

Estados unidos también ha vetado la entrada de viajeros de siete países, incluido Sudáfrica, a partir del 29 de noviembre, pero no ha descartado añadir más territorios a la lista si la variante se expande. Lo mismo han hecho Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí y Filipinas.

En Canadá, todos los residentes que lleguen al país tendrán que someterse a una prueba de coronavirus y después pasar 14 días en cuarentena. Ruanda, por su parte, restablecerá la cuarentena de 24 horas para todos los visitantes que lleguen a partir del 28 de noviembre.

Por su parte, Irlanda ha anunciado que será obligatoria la cuarentena para todo aquel que viaje desde países africanos

España, que no tiene vuelos directos con Sudáfrica, ha impuesto restricciones a la entrada de viajeros procedentes de ese país y Botsuana. Otros territorios, como la India, van a reforzar el control de pasajeros para evitar que la nueva variante llegue a su territorio. Japón ha establecido cuarentenas para los viajeros provenientes de la región.

Dejá tu comentario