GOG OCT 1140x100 Viviendas
POLICIALES | biblioteca | robo | joven

Condenan a un joven por el robo a una biblioteca de Leales

El Ministerio público Fiscal condenó a un joven de 20 años por el robo de tela metálica en una biblioteca de Leales. El sujetó actuó con otros dos menores.

Este miércoles 28 de Julio se realizó un juicio abreviado donde el Ministerio Público Fiscal (MPF) obtuvo la condena para un joven de 20 años por robar rollos metálicos de una biblioteca de Leales.

El joven fue acusado por robo agravado por valerse de dos menores de 18 años de edad, como grado de participación en calidad de autor.

La condena, de ejecución condicional, es por el plazo de 1 año y 4 meses por el robo cometido el pasado 14 de julio en la biblioteca popular Alma Fuerte de Santa Rosa de Leales.

Las reglas de conductas impuestas por la jueza actuante incluyen fijar residencia (en el Barrio 23 de Febrero), realizar un tratamiento contra las adicciones y la restricción de acercamiento por un radio no menor a 500 metros tanto a la biblioteca, ubicada en avenida Belgrano al 300, como a la encargada de la misma y su grupo familiar.

Previo acuerdo celebrado entre las partes (MPF, la defensa y la víctima), la Unidad Fiscal de Delitos Flagrantes I, a cargo de Carlos Picón y representada en la audiencia por el auxiliar de fiscal Pablo D´Andrea, describió los hechos y lo acordado para esta salida alternativa al juicio oral y público.

El robo

El 14 de julio, a las 14:50 horas, previo acuerdo de voluntades y tareas, el imputado junto con dos menores (de 12 y 13 años) rompieron dos ventanas de la biblioteca, que da al fondo del mismo, logrando ingresar y apoderarse ilegítimamente de 4 rollos de tela metálica para darse a la fuga con rumbo desconocido, vendiendo dos de ellos a un hombre, quien con posterioridad se hizo presente en la comisaría interviniente a los efectos de devolver los mismos.

Los sujetos fueron aprehendidos en calle Martín Fierro y avenida Miguel Campero de esa localidad, cuando se encontraban empujando un carro.

No se pudo recuperar la totalidad de los bienes sustraídos (los otros dos rollos). Entre las evidencias, el Auxiliar Fiscal detalló la inspección ocular en el lugar donde se constató los daños que presentaban las ventanas y fotografías del carro en el cual trasladaban los rollos de tela metálica y los devueltos.

Dejá tu comentario