INTERNACIONALES | Comunidad | Paraguay | covid

Paraíso verde, la comunidad anticovid que vive en Paraguay

Alemanes, suizos y austríacos negacionistas del Covid construyen una comunidad antivacunas en Paraguay. "El Paraíso Verde" proyecta atraer a miles de europeos.

En una de las regiones más empobrecidas de Paraguay, una comunidad de negacionistas del covid provenientes de Alemania, Suiza y Austria han establecido lo que llaman un “paraíso anti socialista” que esperan convertir en un nuevo hogar para miles de personas con sus mismas ideologías.

La comunidad que niega el Covid se denomina “El Paraíso Verde” y está asentada en la fértil tierra roja de Caazapá, constituye un territorio cerrado de 1.600 hectáreas (4.000 acres).

La población de la comunidad, compuesta principalmente por inmigrantes alemanes, austriacos y suizos, eventualmente aumentará de 150 a 3.000, según los propietarios.

El proyecto urbanístico y comunitario tiene su propia página web y canal de youtube, donde los habitantes comparten sus experiencias en la comunidad junto con algunas alarmantes afirmaciones sobre el covid, las vacunas y algunas otras teorías conspirativas.

“Por mucho es el proyecto de urbanización y asentamiento más grande de América del Sur”, afirman en su página web, donde describen la comunidad como un refugio de las “tendencias socialistas de las situaciones económicas y políticas actuales en todo el mundo”, así como del “5G, ensayos químicos, el agua fluorada, las vacunas obligatorias y los mandatos sanitarios”.

Según un artículo publicado en The Guardian, la inmigración a la colonia se ha intensificado desde el comienzo de la pandemia de covid-19, y los residentes entrevistados en su canal de YouTube atribuyen su movimiento al escepticismo sobre el Covid y las vacunas.

image.png
Paraíso Verde se llama la comunidad de negacionistas del covid que vive en Paraguay. 

Paraíso Verde se llama la comunidad de negacionistas del covid que vive en Paraguay.

Caazapá, una región rural dominada por la ganadería en el corazón del exuberante este de Paraguay, experimentó un salto de cuatro nuevos residentes alemanes en 2019 a 101 en 2021, según cifras oficiales. También se ha informado que inmigrantes “antivacunas” se establecieron en otras partes de Paraguay.

De acuerdo con un ciudadano alemán entrevistado por el medio inglés, las leyes de inmigración acomodaticias de Paraguay han demostrado ser atractivas para los alemanes que quieren “escapar de la matrix” y huir del “Estado profundo y el orden mundial único”.

“Viene mucha gente mayor. Entienden que muchas personas están muriendo en hogares de ancianos (después de la vacunación)”, dijo el alemán, que vive cerca de “El Paraíso Verde” y pidió no ser identificado. “Y los otros, de unos 40 años, están tratando de traer a sus hijos aquí para escapar”.

Para los residentes de Caazapá, y de su capital regional (con el mismo nombre), no es clara la motivación de estos inmigrantes europeos, pero mientras algunos los ven con recelo, otros prefieren guardarse sus apreciaciones de manera privada pues los recién llegados están volviéndose rápidamente una fuente de ingresos en la empobrecida región, y algunos dicen que tienen el respaldo de personajes públicos poderosos del Paraguay.

“¿Por qué están ellos aquí? No lo sabemos, pero queremos averiguarlo”, dijo Rodney Mereles, ex concejal municipal.

image.png
Negacionistas del Covid se instalaron en una comunidad en Paraguay. 

Negacionistas del Covid se instalaron en una comunidad en Paraguay.

En su canal de YouTube, la comunidad Paraíso Verde comparte videos que describen la pandemia que ha matado a unos 5,5 millones de personas como “inexistente”, promueve falsas y peligrosas “curas milagrosas” de Covid y anuncia a Paraguay como un país sin restricciones pandémicas, a pesar de la clara declaración del gobierno que impone protocolos sanitarios.

Incluso cuando Paraguay registró la tasa de mortalidad por covid per cápita más alta del mundo en junio de 2021, la colonia compartió videos de grandes fiestas en violación de las restricciones.

Alemania, el país de origen de la mayoría de residentes de El Paraíso Verde, ha experimentado un incremento en la población creyente en las teorías de conspiración sobre la pandemia, creando un terreno fértil para la desinformación que empezó desde mucho antes, con algunos sectores de la sociedad radicalizados por la crisis de refugiados en 2015.

El partido de extrema derecha Alternative für Deutschland ha tratado de revivir su menguante fortuna electoral criticando las medidas de confinamiento, los mandatos de mascarillas y las vacunas.

Y una pequeña minoría de esos escépticos ha decidido viajar al extranjero, y se informa que Bulgaria es otro destino popular.

La presencia en Caazapá de un nutrido grupo de escépticos del Covid preocupa a las autoridades sanitarias locales. La doctora Nadia Riveros, jefa de salud pública de Caazapá, dijo que la pandemia había sido devastadora para la región, que no tiene camas de UCI y solo una ambulancia totalmente equipada.

“No queremos volver a pasar por eso. Creo que los extranjeros, sean de donde sean, deberían tener que vacunarse antes de entrar al país”, le dijo a The Guardian.

La situación se agrava si se tiene en cuenta que Paraguay se enfrenta a una tercera ola de covid en rápida escalada, mientras lucha por mejorar la segunda tasa de vacunación más baja de América del Sur. De acuerdo con el Ministerio de Salud a partir de este mes los extranjeros no residentes que ingresen al país ahora deben presentar certificados de vacunación.

Y desde que entró en vigor esta nueva normativa, se ha denegado la entrada al menos a seis ciudadanos alemanes sin certificados de vacunación.

Mientras que Elizabeth Nietzsche y Bernhard Förster, dos antiguos colonos que fundaron en la Paraguay de 1886 el asentamiento Nueva Germania, imaginaban una colonia aria que no fuera afectada por la influencia judía; el fundador y líder de El Paraíso Verde, Erwin Annau, ha hablado de preservar a los pueblos germánicos de la presencia del Islam y, en un sitio web que se desconectó recientemente, cuestionó la culpa asignada a Alemania por la segunda guerra mundial

En un discurso pronunciado en 2017 ante miembros del gobierno paraguayo, Annau dijo: “El islam no es parte de Alemania. Somos cristianos ilustrados y nos preocupamos por nuestras hijas. Vemos el Corán como una ideología de dominación política, que no es compatible con los valores democráticos y cristianos”.

Pero a pesar de las preocupaciones de la comunidad local, Paraíso Verde cuenta con el respaldo de un poder político y económico cada vez mayor.

image.png

El grupo se ha reunido con frecuencia con funcionarios locales y nacionales, y afirma haber sostenido reuniones con las autoridades sanitarias paraguayas para cabildear contra regulaciones más estrictas sobre el covid.

Gladys Rojas, expresidenta del cabildo de Caazapá, aseguró que Paraíso Verde estaba protegido por vínculos con la facción política del expresidente paraguayo Horacio Cartes. Cartes es un controvertido empresario que ha rebatido reiteradamente las acusaciones de que está vinculado al contrabando de cigarrillos, pero es considerado la persona más rica y poderosa de Paraguay.

Dos miembros de la familia Cartes han sido miembros del directorio de Reljuv, una empresa propiedad de Paraíso Verde, y en las recientes elecciones municipales, el presidente de la empresa, Juan Buker, estuvo muy involucrado en las campañas electorales de los candidatos respaldados por Cartes .

“Tienen políticos y dinero de su lado”, dijo Rojas a The Guardian, y agregó que muchos en Caazapá, la región con la tasa más alta de pobreza extrema en Paraguay, se mostraron reacios a hacer preguntas ya que la colonia se ha convertido en el mayor empleador de la zona.

Dejá tu comentario