NACIONALES | Revolución Federal | Jonathan Morel | Cristina Kirchner

Los detenidos de Revolución Federal fueron indagados

Morel fue el segundo en prestar declaración indagatoria después de que lo hiciera Sabrina Basile, mientras que los otros dos detenidos, Leonardo Sosa y Gastón Guerra, se negaron a declarar

El detenido vocero de Revolución Federal, Jonathan Morel, sostuvo este viernes ante la Justicia federal que el no tuvo "la culpa" de que "un loco" haya querido matar a la vicepresidenta Cristina Kirchner y negó las acusaciones en su contra.

Morel fue el segundo en prestar declaración indagatoria después de que lo hiciera Sabrina Basile, mientras que los otros dos detenidos, Leonardo Sosa y Gastón Guerra, se negaron a declarar, según informaron a Télam fuentes judiciales.

Los abogados de los cuatro detenidos reclamaron sus respectivas excarcelaciones ante el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi, quien de inmediato le corrió vista al fiscal Gerardo Pollicita, por lo que se espera que esos planteos sean resueltos durante el fin de semana.

"No tengo la culpa de que un loco haya querido matar a la vicepresidenta", dijo Morel durante la exposición que hizo en el marco de su indagatoria, en la que se refirió a cómo era la vida interna de Revolución Federal y al tenor de sus manifestaciones públicas, según señalaron las fuentes consultadas.

Allí también explicó que después de que Fernando André Sabag Montiel intentara asesinar a Fernández de Kirchner, Revolución Federal decidió parar con sus manifestaciones porque no había "clima" como para seguir.

Asistido por el abogado Tomás Fraga Cepeda, Morel respondió todas las preguntas que le formuló la fiscalía y según, aseguraron las fuentes consultadas, entregó de modo voluntario las contraseñas de su teléfono celular y de otros dispositivos.

"¿Por qué me hacen esto?", preguntó a modo de queja por estar detenido y luego sostuvo que no cometió delitos al participar de las manifestaciones a las que asistió.

En ese contexto, aseguró que él no es el líder de la agrupación investigada sino uno al que los medios pusieron en ese lugar, mientras que afirmó que el mote de líder o fundador le correspondería al también detenido Leonardo Sosa, según explicaron desde su defensa.

El abogado Fraga Cepeda aseguró que Morel respondió todas las preguntas que se le hicieron e incluso remarcó que el imputado decidió hacer uso de la palabra a pesar del consejo profesional de no hacerlo hasta que no hubieran podido compulsar todo el expediente.

"Se mostró enteramente dispuesto a colaborar. Contó que Revolución Federal fracasó y que comenzó a disolverse en el último tiempo y respondió todo lo que le preguntó la fiscalía", sostuvo el abogado en diálogo con Télam.

Durante la indagatoria realizada de modo virtual, Morel se refirió también a su carpintería, ofreció detalles del supuesto trabajo que hizo para empresas vinculadas a Caputo Hermanos y sostuvo que los pagos millonarios que recibió fueron por esos trabajos y no para financiar a Revolución Federal, según explicó su defensa.

Sabrina Basile también fue indagada por la causa Revolución Federal

image.png

Antes que Morel había declarado Sabrina Basile, la hija del ex DT de la Selección argentina de fútbol Alfio "Coco" Basile, quien también negó haber cometido algún delito y reclamó que su pedido de excarcelación se tramite de modo urgente porque está encargada de cuidar a su padre.

Asistida por el abogado Martín Sarubbi, Basile explicó su vínculo con Revolución Federal y con los otros imputados de la causa: dijo que los conoció el 3 de julio en el marco de las protestas realizadas frente a la Quinta de Olivos, el día en el que el Gobierno decidió suspender la conferencia de prensa en la que se anunciaría la asunción de Silvina Batakis en el Ministerio de Economía.

Explicó que tras esa manifestación la sumaron a un grupo de WhatsApp y que luego siguió participando de otras marchas a la que cada uno llevaba lo que tenía y lo que quería, por lo que descartó -ante preguntas de su defensa y de la fiscalía- que Revolución Federal contara con algún tipo de financiamiento.

En ese contexto, aseguró que no tuvo intenciones de desestabilizar, ni de agredir a nadie y que solo hizo uso de su derecho a protestar contra todo el arco político, informaron fuentes judiciales que explicaron que sus criticas no fueron solo al Gobierno nacional.

Basile aseguró que el funcionamiento de Revolución Federal era anárquico y negó tener vinculación con las personas imputadas en la causa en la que se investiga el intento de homicidio contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Dejá tu comentario