DEPORTES | San Martín | Primera Nacional | Morón

San Martín y el "karma" de los partidos decisivos

San Martín repitió actuaciones del pasado y no pudo mantener la cima de la Primera Nacional tras igualar sin goles ante Morón.

San Martín tuvo (nuevamente) la posibilidad de quedar como líder de su zona en la Primera Nacional pero en un lunes gris lo único colorido fueron las tarjetas que tuvo que usar (no siempre) el árbitro del encuentro. ¿De qué manera se puede analizar un juego que quedó completamente desnaturalizado por el penal no cobrado a San Martín y la roja que debía ver Adín por la piña a Dening? El protagonista de la noche fue Leandro Rey Hilfer cuando debe ser solo un mero espectador en el juego. El hombre de negro nunca estuvo a la altura del partido que tenía que comandar. El clima estuvo caliente toda la noche y nunca tuvo la muñeca necesaria para calmar a los protagonistas.

Desde el juego, el "Santo" no tuvo un buen rendimiento. Con Bucca en una pierna y Ciccolini sin ritmo futbolístico no hubo acciones de peligro para intentar romper el 0-0. Lo positivo de la noche fue el buen partido (nuevamente) de Gustavo Abregú que se queda afuera contra Almirante Brown (juegan el domingo que viene en La Ciudadela) por cinco amarillas y que Frontini tiene un arquero salva partidos como Darío Sand.

image.png

A Banegas se le fue la mano (sí, literal) en un momento que no correspondía y con su expulsión por la agresión a un rival condicionó al equipo. Más allá de esto, el torneo realizado por el lateral no puede ser opacado por un error inocente. Pío Bonacci pudo ser el héroe inesperado de la jornada pero definió al palo y le atragantó el gol a la gente que estaba frente al televisor.

San Martín dependía de si mismo desde el encuentro con Güemes y no pudo ganar. Los resultados le dieron una mano para seguir siendo puntero. En la segunda bala volvió a fallar y el destino dejó de favorecerlo. Ahora, en el sprint final de la carrera corre detrás del caballo del comisario (Almirante) y del invitado sorpresa (Agropecuario).
image.png

¿Podrá torcer la historia con el hecho de que ahora ya no depende de sí mismo? El destino es tan ilógico que hasta eso lo puede terminar favoreciendo. Quedan dos fechas y puede pasar cualquier cosa pero ante Morón, San Martín volvió a tropezar con su karma: los partidos decisivos.

Emanuel Dening se quejó del arbitraje y dio vuelta la página (lv12.com.ar)

Dejá tu comentario