GOB NOV 1140x100 CMC.gif
TECNO | TikTok | nuevo |

Conocé el nuevo y peligroso desafío viral de TikTok

Un nene de 11 está en estado crítico por tragar imanes. Se trata del nuevo y peligroso desafío que es viral en la red social TikTok.

Ellis Tripp, un nene de 11 años de Worcester, en el Reino Unido, está internado y luchando por su vida tras tragarse varias bolitas magnéticas, al realizar un nuevo desafío viral de TikTok que podría resultar mortal.

El nene que se sometió al desafío viral de TikTok había sufrido fuertes dolores de estómago durante más de una semana, por lo que finalmente lo internaron. Los médicos creían que se trataba de una apendicitis, pero al realizar los exámenes y comenzar la intervención vieron que los instrumentos quirúrgicos resultaron imantados por una de las piezas.

Con una primera operación los médicos lograron extraer tres bolas magnéticas. Pero tuvieron que realizaron una segunda intervención para sacar 12 centímetros de intestino y los dos imanes restantes.

image.png

Todavía está internado, intubado, y tratando de recuperarse de severos daños internos en el sistema digestivo y una infección intestinal. Los familiares dijeron que toda la situación fue “una pesadilla”.

La madre Ellis, Amy Clarke, buscó alertar a otros padres sobre estos desafíos virales de las redes sociales que pueden tener consecuencias mortales o generar problemas permanentes en los chicos. “Esta locura de TikTok podía matarlo si se quedaban por más tiempo. Por favor, hablen con sus hijos y díganles cuán peligrosos son. Las bolas magnéticas son mortales si se ingieren. Incluso las tienen en entornos educativos y de cuidado infantil para que los pequeños jueguen. Destrúyanlas”, señaló la mujer en una publicación de Facebook.

La familia del nene afirmó no tener de esas bolas magnéticas en la casa, pero es un objeto fácil de conseguir. La madre, además, cree que el reto que intentó hacer el nene consistía en ponerse un imán en la parte superior de la lengua y otro en la inferior para simular tener un piercing.

Lo más grave de todo esto es que el suyo no fue un caso aislado: desde el hospital infantil de Birmingham informaron que Ellis fue el quinto nene que había ingreso al centro médico por la misma causa en una semana.

La abuela del chico, Sue Davies, relató que los maestros de la escuela de Ellis habían encontrado a otros alumnos con imanes similares en su poder. Contó además que el nene estaba “conectado a tubos y cables” mientras su cuerpo intenta combatir la infección.

“Dos cirugías importantes en pocos días no son buenas para nadie, y mucho menos para un niño. Estoy absolutamente destrozada, es un momento muy preocupante”, detalló, y agregó que las próximas horas son “cruciales” para la evolución del nene.

“Nunca pensamos que podría pasar algo así. Pasó de ser un nene de 11 años feliz y sano a estar luchando por su vida”, concluyó.

Temas

Dejá tu comentario