NACIONALES | alimentos | monseñor | Gobierno

Alimentos retenidos por el Gobierno: "La gente necesita comer"

El Obispo de San Justo, monseñor Eduardo García, sostuvo en LV12 que "no hay que desproveer a la comunidad de aquello que es necesario para su vida".

El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina y obispo de San Isidro, Oscar Ojea, ha reclamado al Gobierno argentino que reparta "rápidamente" los cinco millones de alimentos para comedores populares que retiene el Ministerio de Capital Humano. "Nos hemos enterado sobre la existencia de dos depósitos de alimentos que tienen cinco millones de kilos de alimentos guardados. No entro en las razones por las que están guardados, pero pienso que en un tiempo de emergencia alimentaria esto debe llamarnos a la reflexión", ha afirmado Ojea.

Embed - Eduardo García

En este sentido, el Obispo de San Justo, monseñor Eduardo García, expuso su postura en LV12. "No hay que desproveer a la comunidad de aquello que es necesario para su vida y que es fundamental para la alimentación. Estamos en una situación de emergencia bastante complicada y está faltando el alimento".

Además, "muchos de los comedores que eran sostenidos con lo que aportaba el Gobierno, en este momento no lo están, entonces resulta muy difícil cuando los más afectados son los más vulnerables".

En cuanto a las auditorías a comedores, el monseñor se expresó totalmente a favor de que se lo haga, "pero parar todo mientras se lo haga, me parece que es una locura. La gente necesita comer".

Por otra parte, desde el gobierno justificaron esta retención, aduciendo que era para una eventual catástrofe. "Y si no hay catástrofe, se vencen los alimentos?", expresó García.

Los polémicos dichos de Milei

Por donde pasa Javier Milei, va "sembrando" polémicas. La última la protagonizó este viernes, luego de su paso por La Rural, donde a la salida fue captado por los presentes diciendo una insólita frase.

Un periodista le gritó que la gente no llega a fin de mes, y la respuesta del Presidente se volvió viral y "cosechó" cientos de críticas. "Si la gente no llegara a fin de mes se estaría muriendo en la calle". La literalidad se comió al Presidente, y su lejanía con la realidad de los argentinos es cada vez más alarmante. "Eso me parece terrible. La gente no llega a fin de mes genuinamente, por sus propios medios. ¿Tenemos que esperar que haya muertos de hambre?", se preguntó.

Dejá tu comentario