POLICIALES | Crimen | Arma de fuego | Mayo

Crimen en barrio San Roque: Formulan cargos contra un prófugo capturado

Se trata de Rodolfo Almirón, padre de uno de los condenados por el crimen de Franco Ezequiel Figueroa, ocurrido el 15 diciembre de 2020.

En abril de 2021 se solicitó su captura. Se realizaron allanamientos sin poder dar con su paradero. Un año después, el martes 10 de mayo pasado, el fugitivo se entregó en sede policial. Se trata de Rodolfo Almirón, padre de uno de los condenados por el crimen de Franco Ezequiel Figueroa, ocurrido el 15 diciembre de 2020. Estaba prófugo y fue detenido el martes pasado.

El 6 de mayo de 2021, se hizo un juicio abreviado respecto a Marcos, Franco y Walter Almirón. Los dos primeros, por homicidio agravado por uso de arma de fuego y homicidio agravado por uso de arma de fuego, en grado de tentativa, estableciéndose penas de 17 y 11 años, respectivamente; y de tres años condicional para el tercero, por abuso de arma de fuego.

Hoy, jueves 12 de mayo, la Unidad Fiscal de Homicidios II, a cargo de Carlos Sale, representada por el auxiliar fiscal Juan Pablo Godoy, pidió contra el mismo la prisión preventiva por el plazo de 60 días, a los efectos de cautelar el proceso y ante los peligros procesales de riesgo de fuga y entorpecimiento de la investigación, como autor del delito de abuso de arma de fuego. El juez actuante hizo lugar parcialmente a la solicitud del MPF, concediéndola por un mes.

El caso

El 15 de diciembre de 2020, cerca de las 0:30 horas, Raúl Lobo, se encontraba en la vereda de su domicilio de calle Wilde al 400 de barrio San Roque, en Villa 9 de Julio, cuando se presentaron Franco Santiago Almirón (a) “Caco”, Marcos Fabricio Almirón (a) “Manzanita” y otras personas, quienes comenzaron a amenazar a Lobo, con quien mantenían un conflicto, para luego retirarse.

Posteriormente, estas personas regresan, realizando disparos contra esa vivienda. Luego, regresaron “Caco” y “Manzanita”, junto a Rodolfo y Walter Almirón (padres de los anteriores), todos portando armas de fuego.

Franco y Marcos Almirón comenzaron a efectuar una gran cantidad de tiros hacia la vereda, donde se encontraban Lobo, Gonzalo Ezequiel Figueroa, Julio Figueroa y otras personas, quienes recibieron impactos, falleciendo el primero y resultando gravemente herido el segundo. Una tercera víctima, Cristian Mansilla, recibió un impacto en una pierna.

Por su parte, Walter y Rodolfo Almirón, efectuaron disparos que impactaron en una vivienda. Tras cometer el hecho, todos los implicados escaparon.

Dejá tu comentario