INTERNACIONALES | explosión | Gobierno | Beirut

Explosión en Beirut: Negligencia del gobierno en medio de la crisis

El politólogo Said Chaya analizó las posibles causas de la explosión que se registró en Beirut. Habló de negligencia y de crisis política y económica.

Hoy la escena parece más clara y más triste. Incluso más real. Los residentes de Beirut, la capital del Líbano, se despertaron frente a la devastación al día siguiente de la doble explosión en el puerto que generó una onda expansiva en toda la ciudad y causó más de 100 muertos y miles de heridos. ¿Qué se sabe hasta ahora sobre la explosión que se registró ayer en Beirut y de sus posibles causas?

El politólogo Said Chaya hizo un análisis de lo acontecido, descartando un atentando y considerando que se trató de un accidente, producto de la negligencia del gobierno libanés.

image.png

"La región está muy convulsionada y llegan noticias que pueden llegar a confundir. Originalmente no había una lógica para que Israel tome una decisión de este tipo, no era un hecho factible, por lo que creo, a grandes rasgos, que lo que dice el Gobierno es parcialmente cierto. Acá lo que sucedió fue un accidente que tiene que ver con la negligencia del gobierno libanés que habla de la profunda crisis que está viviendo el Líbano hace ya varios años", sostuvo el analista.

El profesor de Estudios de Medio Oriente de la Universidad Austral señaló que "este es un problema de Siria porque ese barco estaba allí hacía seis años. Diferentes autoridades de Gendarmería habían hecho la denuncia correspondiente pidiendo que saquen el cargamento. También, habían pedido que saquen el cargamento las autoridades portuarias del Puerto de Beirut al gobierno y el gobierno aparentemente no habría accionado con la celeridad que se requiere para este tipo de cosas y los resultados están a la vista".

Para Chaya, la explosión de más de 2700 toneladas de nitrato de amonio almacenadas en una zona del puerto es una de las tragedias más importante del Líbano.

image.png

"El Líbano está viviendo su momento más crítico desde la Guerra Civil atravesado por una crisis política y una crisis económica que el coronavirus agravó y ahora esto parece una tragedia griega honestamente", ejemplificó.

El gobierno del primer ministro, Hasan Diab, se encuentra en el ojo de la tormenta pues la libra libanesa se desploma aceleradamente junto a una imparable inflación, mientras cierran negocios y los despidos son masivos.

image.png

Chaya explicó que si bien "recién en octubre se conocerán las cifras oficiales, se estima que la cantidad de pobres pasó de un 25% a un 60%, los precios de la canasta básica aumentaron un 50% y el desempleo se duplicó".

Líbano atraviesa desde hace años una crisis económica que fue catalizador de la última movilización popular iniciada en octubre de 2019 para denunciar a la clase política a la que se la acusaba de corrupta e incompetente y que tuvo como mayor éxito la renuncia del por entonces primer ministro, Saad Hariri y de todo su gabinete.

En este contexto, detalló Chaya, los libaneses tomaron nuevamente las calles para expresar su descontento con el gobierno de Diab, mientras el país "atraviesa una serie de crisis, una de ellas de corte económico que data aproximadamente desde 1997 cuando el país generó un esquema de paridad de 1.500 libras libanesas por dólar, un esquema que no se pudo sostener y llevó al país a la timba financiera y la deuda externa".

Dejá tu comentario