NACIONALES | Gobierno | Gabriel Boric | Patagonia

El Gobierno removerá los paneles solares instalados por la Armada

Gabriel Boric le exigió al Gobierno que la Argentina retire “a la brevedad” los paneles solares de una construcción militar de la Patagonia.

Luego de que Gabriel Boric le exigiera a Javier Milei que la Argentina retire “a la brevedad” los paneles solares de una construcción militar de la Patagonia argentina que cruza la frontera por error, el Gobierno confirmó que arrancarán las tareas para quitarlos de suelo chileno. Según pudo saber LA NACION por fuentes gubernamentales, la remoción del material lo va a hacer personal de la Armada bajo la supervisión de la empresa Auster, que fue la empresa subcontratada por Total Energies para la instalación de los paneles.

Este lunes, a las 14, partirá una columna hacia el Puesto de Vigilancia y Control de Tránsito Marítimo Hito 1, en la provincia de Tierra del Fuego, para remover los paneles solares que “por error” se colocaron sobre tres metros del territorio extranjero. La instalación, informó este medio ayer, derivó en un reclamo de Chile al embajador Jorge Faurie y en un ultimátum del presidente chileno.

Si bien el equipo que se encargará de desinstalar los panales salió hoy, las condiciones del camino y el temprano anochecer obligan a que las tareas se realicen recién el martes. “Por la mañana arrancarán los trabajos”, informaron a este medio fuentes al tanto del operativo.

El 26 de abril, la Armada Argentina inauguró una puesta en valor del lugar, que incluyó la donación de dos módulos habitacionales por parte de Total Energies y de dos paneles solares de Mirgor. Durante la ceremonia, el comodoro Martí Garro remarcó que “esta iniciativa mejorará las condiciones de habitabilidad, operatividad y sustentabilidad del puesto, constituyendo una muestra de trabajo mancomunado entre las instituciones del Estado Nacional y el aporte de las empresas privadas”. Con respecto a los paneles solares, sostuvo: “La obra establece un claro ejemplo de sinergia, que se materializa en el trabajo de empresas constructoras y mano de obra especializada afincadas en la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur”.

El problema recae en que esos dos paneles solares se pasan por tres metros de la frontera con Chile, lo que hizo que el país vecino le haga un reclamo al embajador argentino, Jorge Faurie. En diálogo con LA NACION, el diplomático quiso calmar las aguas sobre una potencial tensión diplomática con Santiago y explicó las circunstancias de la instalación de los paneles.

“Hay un alambrado que se entendía que no era exactamente el límite, hubo una equivocación”, admitió Faurie ante una consulta de este medio. En ese marco, dijo que fue alertado por una autoridad del sur sobre la situación. “La cancillería chilena me informó cuando tuve una reunión ayer por otro tema, y habiendo tomado conocimiento de este reclamo, dijimos que se iba a proceder al retiro. Es un error fáctico”, explicó.

Por otro lado, mencionó el accionar de la empresa que donó los paneles: “Los operarios quizás no consultaron indicaciones de coordenadas satelitales, que hubiera sido lo más útil, pero los instalaron tomando como referencia un alambrado”.

FUENTE: La Nación

Dejá tu comentario