GOB NOV 1140x100 CMC.gif
LOCALES | Lebbos | fiscal |

Alberto Lebbos: "Que vayan a la cárcel estos delincuentes"

El padre de Paulina Lebbos, la joven asesinada en 2006, expresó su solidaridad con Amalia Ojeda, madre de Milagros Avellaneda.

Hace 6 años, la fiscala Juana Prieto de Sólimo requirió (a principios de abril del 2015) la elevación a juicio de la causa iniciada en virtud de las anomalías detectadas en el trabajo que el exfiscal Carlos Albaca desarrolló mientras controló la investigación del homicidio de Paulina Lebbos, por considerar que el ex titular de la Fiscalía de Instrucción de la II Nominación de esta capital es el probable autor de los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público; de promoción de la represión (retardo y denegación de justicia) y de encubrimiento agravado.

Esta acusación fue organizada alrededor de la imputación de 11 hechos. Entre ellos, se describen pruebas técnicas y estudios científicos que no se habrían efectuado; sospechosos sobre los que no habría indagado y pistas que no habría seguido deliberadamente.

El exfiscal Albaca estuvo a cargo de la instrucción que investigó la muerte de Paulina desde el 2006 hasta el 2013, cuando fue reemplazado por el fiscal Diego López Ávila por disposición del ex Ministro Fiscal, Luis Di Mitri.

En oposición, el abogado defensor del exfiscal, Manuel Agustín Pedernera, había solicitado la nulidad de la causa y que se aparte a la fiscala, así como la absolución de su defendido. Pedernera basó su pedido considerando que el ex fiscal “descalificó respetuosamente las consideraciones de la fiscala Prieto de Sólimo". "Están remitidos en el expediente en común y revertidos todos los hechos que se le atribuyen", sostuvo.

Finalmente, el juez de la IV nominación, Víctor Pérez, decidió no hacer lugar a los planteos de la defensa y elevar a juicio oral y público la causa contra el ex fiscal por incumplimiento de los deberes de un funcionario público, por retardo y denegación de justicia y encubrimiento agravado en el caso Lebbos.

La causa contra Albaca había sido abierta a partir de al menos dos denuncias: una de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán y otra del diputado José Cano (UCR). El expediente recayó en la oficina de Prieto de Sólimo por orden del ministro público Edmundo Jiménez, tras la inhibición generalizada de los fiscales de instrucción. Previamente a la denuncia de la Corte, Albaca fue sometido a un sumario administrativo que desencadenó su renuncia con fines jubilatorios y precipitó la dimisión del ex ministro público Luis De Mitri.

image.png
El exfiscal Carlos Albaca va a juicio. El padre de Paulina Lebbos, la joven asesinada en 2006, expresó su solidaridad con Amalia Ojeda, madre de Milagros Avellaneda.

El exfiscal Carlos Albaca va a juicio. El padre de Paulina Lebbos, la joven asesinada en 2006, expresó su solidaridad con Amalia Ojeda, madre de Milagros Avellaneda.

El crimen aún permanece impune, pero hubo avances

A pesar de que en los últimos años hubo algunos avances, se sigue sin conocer a los responsables del asesinato. Sin embargo, gracias a la lucha de Alberto Lebbos, si se logró develar el entramado de encubrimientos a los asesinos, organizado por altos mandos de la policía y del Ministerio de Seguridad de la provincia. Además, puso contra las cuerdas a uno de los tres fiscales que “investigó” el caso, Carlos Albaca, quien está próximo a sentarse en el banquillo de acusados por encubrimiento agravado. En ese juicio, que iniciará el 15 de noviembre, se espera que brinde testimonio el senador Alperovich. Las expectativas de la querella son que en la sentencia el Tribunal ordene la apertura de una investigación en contra del exgobernador, a quien Alberto acusa desde el primer momento de proteger a los asesinos de su hija.

“Después de tantos años de lucha y de esperar que este nefasto personaje enfrente a la Justicia, al fin comenzamos a ver un poco de luz al final del túnel”, había expresado Lebbos al conocerse la fecha de inicio del juicio contra Albaca.

El juicio al perverso encubridor Carlos Albaca comienza el 15 de noviembre. Y el comentario que hago es: Total y absoluta solidaridad y apoyo a la gran lucha de Amalia Ojeda. Con lucha y lucha la Verdad y la Justicia siempre prevalecen. Que vayan a la cárcel los delincuentes corruptos disfrazados de funcionarios públicos que matan más con lapiceras que con armas”, agregó en diálogo con LV12.

El caso

Paulina era estudiante de la carrera de Comunicación Social. El 25 de febrero de 2006 a la noche salió a festejar con sus compañeras porque había aprobado una materia. Desde la mañana siguiente no se supo más nada de ella. Dos semanas después su cuerpo apareció en un descampado.

Hasta el momento se hicieron dos juicios, ambos por el encubrimiento del crimen. En febrero del 2019 fueron condenados 4 ex funcionarios del gobierno de José Alperovich: el ex secretario de Seguridad Ciudadana, Eduardo Di Lella -6 años de prisión-; el ex jefe de Policía, Hugo Sánchez -6 años de prisión-; el ex subjefe de la fuerza, Nicolás Barrera -5 años y 6 meses de prisión- y el ex subjefe de la Regional Norte, Héctor Rubén Brito -5 años de prisión; a ellos se sumó el policía retirado Hugo Waldino Rodríguez - tres años de prisión condicional-.

En 2013 ya habían sido juzgados también por encubrimiento agravado los policías que intervinieron en el hallazgo del cuerpo de Paulina: el comisario Enrique García (jefe del destacamento de Raco) -condenado a cinco años de prisión-, el oficial Manuel Yapura -cuatro años de prisión- y Roberto Lencina –dos años de cárcel-, por haber sido encontrados culpables de haber falsificado las actas del procedimiento.

Ahora se empieza a ver hasta dónde llega la impunidad. Yo sostengo que se han movilizado los tres poderes del Estado para garantizar la impunidad del crimen de mi hija. El clan Alperovich/Rojkés en el Ejecutivo, Sisto Terán y otros legisladores que se negaron a llevar a juicio político al corrupto de Albaca y al ex jefe fiscal Luis Di Mitri y los fiscales que diseñaron este entramado de impunidad. Espero salga todo a la luz y todos estos delincuentes vayan presos”, sentenció Lebbos.

Temas

Dejá tu comentario