ECONOMIA | precios | inflación | salarios

Vestimenta: desde el 2017 los precios se multiplicaron por 11

LV12 habló con Nadin Argañaraz sobre el aumento de precios en prendas de vestir dijo, "la inflación se volvió menos que la prenda de vestir".

Nadin Argañaraz, doctor en Economía y director del Instituto Argentino de Análisis Fiscal, realizó un informe para conocer cómo aumentaron los rubros en los últimos cinco años y sobre la incidencia de lo importado en los precios de la vestimenta y el calzado. Sobre esto, nos preguntamos qué hay detrás de la perdida de salario real en la Argentina.

Para conocer más del informe, LV12 se comunicó con él “Lo primero es identificar la cantidad de lo que han subido los precios desde diciembre del año 2017 hasta hoy. Estamos hablando de cinco años, donde el promedio de precios, si era uno en diciembre del 2017 hoy está en ocho, llegamos a estar en una inflación del 700% en cinco años. Algo muy significativo porque pasado a promedio anual es 55% por año de inflación . Si uno toma las prendas de vestir se da cuenta que los precios se multiplicaron por 11. Si tomamos los alimentos se multiplicaron por 9 y si tomamos los medicamentos por 8.5”, informó.

Nadin Argañaraz

Cuando nosotros decidimos que consumimos y cuanto consumimos no lo hacemos en base a lo que vale la cuestión absoluta, o sea no decidimos si el arroz vale $100 o $300, decidimos cuánto vale el arroz respecto a otros bienes, con respecto a nuestros bienes. Esto es importante porque terminan tergiversándose las decisiones. Cuando nosotros decidimos que consumimos y cuanto consumimos no lo hacemos en base a lo que vale la cuestión absoluta, o sea no decidimos si el arroz vale $100 o $300, decidimos cuánto vale el arroz respecto a otros bienes, con respecto a nuestros bienes. Esto es importante porque terminan tergiversándose las decisiones.

Según el INDEC, las prendas de vestir en nuestro país ha crecido “un 31% más que el promedio de los precios”. Esto da como resultado que un trabajador formal al no poder aumentar su sueldo ha perdido el poder de compra de prendas de vestir un 29%, el trabajador público un 31% y un trabajador informal, “que es al que peor le está yendo con la inflación", perdió el 42% de poder de compra de vestimenta. Esto determina que “la inflación se volvió menos que la prenda de vestir”.

La distorsión de precios relativos va generando un empobrecimiento para el asalariado por un lado y por otro lado, distorsiones en las decisiones que se toman en materia de consumo. La distorsión de precios relativos va generando un empobrecimiento para el asalariado por un lado y por otro lado, distorsiones en las decisiones que se toman en materia de consumo.

¿Qué ha bajado su precio?

En el extremo contrario de las prendas de vestir se ubican los servicios públicos como la energía eléctrica, el agua potable y el gas a la vivienda.

Argañaraz señaló que en el año 2017 las personas destinaban diez unidades de un bien para el consumo eléctrico mientras que hoy sólo de destinan seis unidades. Esto se debe a lo que él llama “abaratamiento del precio relativo”.

“Esto ocurrió porque cuando hay inflación los gobiernos intentan evitar la suba de estos servicios para la población a través de subsidios y se va generando una distorsión al revés, se abaratan estos bienes, los cuales terminan incidiendo en el uso responsable de servicios que al ser tan baratos no se cuidan como se haría si no tuviesen ese nivel relativo”.

Afirma que esto empezó a cambiar en el mes de octubre ya que se produjo un “pequeño aumento del precio relativo” con respecto a septiembre, “todo indica que va a seguir tanto este año como en el 2023 en función de los anuncios que ha hecho el ministro de Economía de acuerdo a la segmentación tarifaria. Un aumento para cierto sector y por otra parte la disminución de subsidios del lado público”.

De esta manera, insiste en que es necesario corregir los precios relativos para poder bajar la inflación de manera sostenida.

Dejá tu comentario